La población mantiene la mascarilla puesta en el primer día sin ser obligatorio en los interiores

El uso de la mascarilla en interiores sigue siendo mayoritario | jorge meis

Ferrolterra no se desprende todavía de la mascarilla y, en el primer día en el que deja de ser obligatorio llevarla en interiores, la mayoría de la población ha optado por ser prudente y continuar utilizando una prenda que se ha convertido en un símbolo de la pandemia y en un medio de buscar protección frente a un virus omnipresente. Son obligatorias en centros, servicios y establecimientos sanitarios, lo que incluye a farmacias y ópticas; también en centros sociosanitarios para los trabajadores y visitantes (los usuarios de residencias no tienen que llevarla); y en medios de transporte colectivo. En general, se recomienda un uso responsable siempre que se considere que se está una situación de riesgo.


En los centros escolares también deja de ser obligatorio su uso –ya no lo era en los recreos al aire libre ni para los alumnos de Educación Infantil–, aunque desde Sanidade se han lanzado mensajes en medios de comunicación para recomendar su uso. Ante la incertidumbre, en los centros escolares se han seguido viendo de forma mayoritaria y la Universidade da Coruña ha indicado que se seguirá utilizando en los espacios compartidos, especialmente cuando no se pueda guardar la distancia de seguridad.


En los puestos de trabajo son los servicios de prevención los que indican la conveniencia de llevarla o no, según los riesgos detectados. El Ministerio de Sanidad ha actualizado el Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2 y, fuera de los lugares en los que es obligatorio su uso –los que cita específicamente el BOE–, se habla de un “uso responsable” en personas de grupos vulnerables o que trabajen en ámbitos que lo sean.


Situación

Tras el parón de la Semana Santa, la estadística vuelve a la regularidad y ayer reflejaba un descenso en el número de personas ingresadas, que pasa de 69 a 63. Se han sumado dos nuevos fallecimientos, ambos del día 18 de abril, que se corresponden con una mujer de 90 años y un hombre de 84.


El número de casos activos vuelve a bajar y se sitúa en 1.038, 46 menos que el día anterior.

La población mantiene la mascarilla puesta en el primer día sin ser obligatorio en los interiores

Te puede interesar