martes 31.03.2020

El nuevo presupuesto apuesta por la inversión con 12,2 millones de euros

El borrador alcanza los 64,5 millones, ocho más que el último texto económico presentado
El alcalde, Ángel Mato, y los demás ediles del equipo de gobierno presentaron el texto económico | jorge meis
El alcalde, Ángel Mato, y los demás ediles del equipo de gobierno presentaron el texto económico | jorge meis

De ambicioso, realista, responsable y estable calificó el alcalde, Ángel Mato, los presupuestos municipales que ayer se dieron a conocer y que presentó a los grupos en junta de portavoces y posteriormente a los medios, acompañado del equipo de gobierno.

64.555.454,06 euros es la cifra que contempla este nuevo presupuesto con el que, en palabras del regidor, “preténdese que mellore o día a día dos veciños, os servizos para as persoas e corrixindo unha diminución do endebedamento de xeito que se poida empregar no que é necesario para a cidade”.

En estas grandes cifras, Mato destacó la inversión, que se sitúa en 12.267.500,46 euros, un 86,30% más que el último texto económico que data de 2018. Del total, 4,9 proceden de fondos provinciales y del Edusi –Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado–.

Entre los proyectos que se incluyen en la inversión destacan actuaciones como las urbanizaciones de las calles Alegre, Pardo e Iglesia, con 1.490.000 euros o la rehabilitación de la casa natal de Carvalho Calero, con 600.000 euros, que permitirá combinar usos como la recepción de peregrinos del Camino Inglés con la parte expositiva dedicada a la obra del escritor ferrolano o dependencias para uso social y vecinal y en cuyo proyecto ya están trabajando los técnicos, contando con la cofinanciación de otras administraciones. La inversión contemplada permitirá, además, la construcción de un centro cívico en el barrio de Ultramar, que ya estaba contemplado en el PXOM entre las calles Bolivia y México, con otros 600.000 euros; actuaciones en las viviendas del barrio de Recimil, 1.875.000 euros para rehabilitación, más la cuantía destinada a eficiencia energética de 625.000 euros; y la conversión de las instalaciones de FIMO en la Ciudad del Deporte, de modo que pueda continuar y ampliar sus usos destinados al fomento deportivo de los más jóvenes, a lo que se destinarán 1,2 millones de euros en este ejercicio.

La inversión en los mercados –350.000 euros–, en parques caninos –40.000 euros–, aglomerados en zona rural –786.192,49–, cementerio municipal –180.000 euros–, LEDs en Ultramar –173.000 euros–, rehabilitación de lavaderos –72.000 euros– o reformas en la fachada y cubiertas del Palacio Municipal –697.000 euros–, entre otras iniciativas, forman el grueso de los proyectos de inversión.

Pero el documento económico también contempla otras actuaciones que afectan a las áreas de Urbanismo, Obras, Vivenda, Medio Ambiente, Zona Rural o Mercados, entre otras. Así, cabe destacar cifras como la de 15,6 millones destinados a servicios y mantenimiento de la ciudad, con cuantías reclamadas y necesarias como los 1,4 millones que se reservan para conservación de vías, los 1,5 millones para mantenimiento de edificios o los 1,3 millones que se llevará la zona rural en actuaciones de diversa índole y que permitirán acelerar los proyectos que se arrastran del POS de años anteriores.

El esfuerzo por mejorar el bienestar social de los vecinos de la ciudad hace que se amplíe la partida de atención a la dependencia en un 35% con respecto a las últimas cuentas aprobadas. Este incremento se traduce en 3,8 millones, lo que permitirá, explicó el alcalde, contar con más plazas y más cobertura.

También la mejora de la seguridad y la movilidad cuenta con partida propia, que supone un incremento cifrado en el 45% frente al anterior presupuesto. Así, se destinan 1,6 millones de euros a la regulación del aparcamiento y seguridad viaria, que incluye desde zona azul para facilitar la rotación de vehículos que permita un desarrollo del casco histórico, hasta medidas en torno a la seguridad vial que pasan por pasos de peatones o señalizaciones verticales y horizontales que permitan reducir la siniestralidad.

Entre las ausencias directas del documento económico presentado se encuentra la no incorporación de partida alguna para el desarrollo del convenio con el Ministerio de Defensa o el saneamiento de la zona rural, que se considera que deberá afrontar la empresa Emafesa.

Comentarios