El mal estado de las infraestructuras culturales se suma a las quejas de gestión

La señalización exterior del teatro Jofre no se encuentra en funcionamiento | jorge meis

A los problemas que han surgido entre entidades y concejalía de Cultura con respecto a  la programación de determinados ciclos se suma ahora la denuncia del estado en el que se encuentran infraestructuras culturales como el teatro Jofre, tal y como denuncia el grupo municipal popular, a través de la concejala Maica García.


La edil habla de “cero inversiones para el mantenimiento de las instalaciones culturales y la necesidad de reestructuración de la programación, teniendo en cuenta el escaso público que ha asistido a varios espectáculos de los ciclos que se ofrecen”.


García asegura que el teatro municipal tiene “goteras, desconchados en techos y paredes, no funciona el aire acondicionado ni el suelo radiante, además de no estar operativo el mupi exterior y el gobierno mira para otro lado”. Por eso, desde el grupo popular instan al ejecutivo local a que se subsanen todas estas deficiencias durante el mes de agosto cuando cesa la programación.


El PP también califica de “increíble” que en la taquilla del teatro no se puedan pagar todos los espectáculos ofertados con TPV, “obligando a los asistentes a tener que abonar en efectivo sus entradas, cuando tras la pandemia se ha generalizado el uso de la tarjeta, lo que causa un grave perjuicio al público”, explica Maica García. Del mismo modo, considera que es necesario renovar el programa para la venta de entradas a través de la web municipal “por los numerosos problemas que está ocasionando, porque se ha quedado obsoleta y porque constantemente se bloquea, según nos trasladan los usuarios”, afirma.


Otra de las aportaciones que hacen los populares es el establecimiento de una normativa que regule la distribución gratuita de entradas, ya que, asegura la edil del grupo, “en muchas ocasiones se ha dado el caso de que han quedado vacías numerosas butacas para actuaciones cuyas entradas había sido repartidas de manera gratuita”.


Las carencias afectan también a la seguridad, ya que, asegura la concejala Maica García, según la Ley de espectáculos de Galicia es necesario que el Jofre disponga de personal de vigilancia y seguridad, que sería el encargado del buen orden en el desarrollo del espectáculo, así como la vigilancia en el exterior. En este sentido, asegura  que no es la primera vez que se producen pequeños altercados en el vestíbulo entre pandillas de jóvenes y, ante esto, el personal de control de acceso no está habilitado para desempeñar tal función.


La contraprogramación de espectáculos culturales, la necesidad de escuchar a los vecinos sobre las actuaciones y de la convocatoria de las comisiones del área son cuestiones que echan en falta también desde la formación popular para una correcta gestión cultural. 

El mal estado de las infraestructuras culturales se suma a las quejas de gestión

Te puede interesar