lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Seprona y Gardacostas se incautan en Ferrol y Ares de unos 300 kilogramos de centollo y 40 de ostra común

En el operativo participó la embarcación auxiliar del navío “Ría de Vigo” | Guardia Civil

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Pontedeume, en colaboración con los Gardacostas de Galicia, se incautó recientemente en las rías de Ferrol y Ares de unos 300 kilogramos de centollo y otros 40 de ostra capturados por mariscadores furtivos.
 

Tal y como informó el instituto armado, esta aprehensión se realizó en el marco de un operativo de control especial de ambos servicios con motivo de la proximidad de las fiestas navideñas. Y es que el inicio a comienzos de noviembre de la campaña de este tipo de crustáceos –este año fue el día 6– marca para el sector el principio de la temporada navideña, siendo estas especies de las más demandadas por los clientes durante las fiestas –lo que conlleva un incremento de mariscadores furtivos aprovechando los límites establecidos desde la Xunta–.
 

Así, como explicó la benemérita, “con la finalidad de que el producto llegue al consumidor con las suficientes garantías sanitarias” se inició este dispositivo contra el furtivismo en las rías de Ferrol y Ares, en el que también participó la embarcación auxiliar del navíos “Ría de Vigo”. De esta forma, los agentes participantes realizaron a lo largo del mes “numerosas vigilancias” con el objetivo de localizar los puntos en los que los mariscadores ilegales dejaban fondeadas las capturas de días anteriores hasta que fuera seguro extraerlas para su posterior venta.
 

En este sentido, apuntó la Guardia Civil, por parte del personal de tierra “se revisaron minuciosamente pantalanes y embarcaciones atracadas”, mientras que los profesionales de la embarcación auxiliar hacían lo propio con las boyas de fondeo.

 

Aprehensión

Como resultado de estas pesquisas, el Servicio de Protección de la Naturaleza de Pontedeume procedió “a la confección de varias actas de incautación” que permitieron decomisar más de 300 kilogramos de centollo y unos 44 de ostra común, fondeados en diferentes puntos de las mencionadas rías. Afortunadamente, al encontrarse sumergidas, las especies se encontraban con vida, por lo que pudieron ser devueltas al medio marino tras su incautación.
 

Asimismo, desde la Guardia Civil se recordó que esta práctica –carecer de identificación y autorización para la captura de estas especies– supone una infracción grave de la Ley 11/2008 de Pesca de Galicia que puede acarrear sanciones de hasta 30.000 euros. Por el momento la Guardia Civil no informó de personas investigadas en este operativo.

Seprona y Gardacostas se incautan en Ferrol y Ares de unos 300 kilogramos de centollo y 40 de ostra común

Te puede interesar