domingo 22.09.2019

Ferrol se plantea reclamar “danos e prexuízos” a Narón por el saneamiento

Ángel Mato asegura que la empresa mixta de aguas atraviesa una situación “delicadísima”
Parador de Turismo, charla do alcalde, Ángel Mato, dentro do ciclo de conferencias que organiza o Club de Prensa
Parador de Turismo, charla do alcalde, Ángel Mato, dentro do ciclo de conferencias que organiza o Club de Prensa

El ciclo del agua ha sido en estos tres meses el gran quebradero de cabeza del actual alcalde de Ferrol, con el saneamiento y la situación económica de la empresa mixta Emafesa en el centro del huracán. Así lo aseguró el socialista Ángel Mato en el primer desayuno con la prensa organizado por el Club de Prensa de Ferrol en este curso político. Manifestó estar “moi, moi preocupado” por la situación. Afirma que “non todas as decisións que se tomaron ao redor da política da auga foron as mellores” y que el conflicto, que abarca también las reivindicaciones vecinales respecto a no pagar el impuesto de depuración en el período en el que no se depuraba, debe afrontarse de forma global.

Explica el alcalde que la suspensión de la tasa en su momento –repuesta por sentencia judicial– implicó un perjuicio económico para Emafesa (empresa con un 51% de parte pública y un 49% privada) “que practicamente a levou á creba”, y que tuvo también como consecuencia la reducción de los ingresos municipales. Además impidió que se desarrollase el plan de inversiones, que habría supuesto un importante avance en el saneamiento del rural. “A situación financieira xa está parcialmente resolta porque se volveu cobrar a taxa”, aseguró.

Otro frente abierto en el saneamiento tiene como interlocutor al Concello de Narón. Ángel Mato y Marián Ferreiro ya han abordado la cuestión. Ferrol asegura que el municipio vecino debe más de dos millones de euros por este concepto y está dispuesto a “estudar e reclamar os danos e prexuízos que provoca esa débeda”, sin excluír la vía judicial si los informes técnicos y jurídicos lo aconsejan. En una reunión celebrada entre ambos “trasmitinlle [a Marián Ferreiro] que iamos estudar a situación da empresa municipal no ámbito das nosas competencias e que lle trasladariamos o resultado”, afirma Mato.

Y la Plataforma pola Remunicipalización, que llama a la desobediencia a los ciudadanos para que no paguen la tasa retroactiva que se les ha empezado a reclamar, supone otra cuestión que afrontar. “Entendo as reivindicacións que teñen pero somos unha administración pública. Eu creo que teñen que pagar a taxa e se ha lugar, se lles devolverá ese recibo. Non podemos afondar na situación tremendamente difícil que temos coa empresa de auga no Concello”, explica el alcalde. A Ángel Mato le gustaría poder hablar de la aplicación de una tasa lo más baja posible, de inversiones en saneamiento y de descuentos para distintos colectivos “pero non o podo facer porque teño que resolver a problemática completa”.

Estabilidad política

Mato afirmó que, por su experiencia previa (fue concejal de Urbanismo con Vicente Irisarri), sabe “o que vale ter un orzamento e un goberno máis amplo” y que por eso preferiría “ter unha maior estabilidade política e créanme que o tentei con tódolos grupos políticos” y que, pese a no lograr una coalición, “teño a certeza de que a todas as forzas políticas lles interesa a cidade e debería haber puntos de acordo”.

Preguntado sobre si considera al BNG y a Ferrol en Común, que votaron a favor en su investidura, como oposición, el actual alcalde agradece el apoyo que tuvo y considera a estos ediles “representantes públicos que me deron a oportunidade de gobernar e cos que sempre estarei aberto a falar, como co resto”. Afirma “que as condicións que se deron no pasado mandato non foron as mellores nin foron gratificantes para os ferroláns nin para a xente que desde fóra observaba o que pasaba na política local” aunque no va a “perder nin un segundo en criticar a quen me precedeu”. Asegura que hay que recuperar cierto retraso en relación con otras ciudades. Está abierto a escuchar “a quen faga unha proposta” porque “non teño nin con moito a razón absoluta” pero “quero ver propostas en positivo porque non podemos perder máis tempo”.

Más inversión judicial

Ángel Mato desgranó en su intervención inicial los ejes sobre los que debería descansar el desarrollo de Ferrol, que pasan por la mejora de las infraestructuras (en especial las ferroviarias) y el impulso industrial con el campus y Navantia como ejes para retener el talento y mejorar la competitividad empresarial. La ampliación del Marcide, la construcción de una residencia de mayores o la interlocución con otras administraciones para completar obras de seguridad vial o conseguir un buque para Navantia antes de las F-110 son algunos de los proyectos que se han de plasmar en este mandato. También con Defensa se abordará el destino del Sánchez Aguilera y con Fomento la urgencia de la mejora del ferrocarril o la depresión de As Pías. Mato reclamará además una sección de la Audiencia para Ferrol, justificada por el volumen de trabajo actual.

El alcalde, que ha hablado en los últimos días de “normalizar” la relación con otras administraciones, considera que “non se pode chegar aquí con prexuízos” y que, con independencia de quien gobierne, “teño a obriga como alcalde de Ferrol de dirixirme a tódalas institucións. Eu non creo que en Ferrol haxa ningunha problemática co Ministerio de Defensa pero obviar que é o principal cliente dos estaleiros de Navantia é non coñecer a cidade”, afirmó. “Como alcalde de Ferrol teño que respectar as institucións, e fágoo encantado”. A este respecto, lamentó que la conselleira de Vivenda no hubiese invitado al Concello a la visita a Ferrol Vello del pasado viernes pero “teño as portas abertas por se noutra ocasión o considera” y que acudirá, como hizo con Ethel Vázquez, “cunha carpeta baixo o brazo” con proyectos para la ciudad [entonces era la depuración del río da Sardiña], porque lo considera parte de su trabajo.

Mato mostró su conformidad con la reforma de la plaza de Armas, “que vai mellorar en moito” el entorno anterior. Respecto al ordenamiento del tráfico y de las zonas peatonales, la urgencia es la de decidir cómo se diseña y se controla el aparcamiento en superficie. “É o primeiro que hai que facer para poder garantir unha política de mobilidade razoable e a partir de aí tomar decisións”. l

Comentarios