viernes 27/11/20

Extinguen en una casa de Fene un incendio originado en la campana extractora de la cocina

Los habitantes del inmueble no se encontraban en el mismo cuando un vecino dio la voz de alarma por el humo
Pese a tratarse de un incendio de poca magnitud, la situación de la vivienda en pleno corazón de Fene obligó a realizar un gran despliegue de medios a los profesionales del cuerpo de Bomberos de Ferrol | daniel alexandre
Pese a tratarse de un incendio de poca magnitud, la situación de la vivienda en pleno corazón de Fene obligó a realizar un gran despliegue de medios a los profesionales del cuerpo de Bomberos de Ferrol | daniel alexandre

Los profesionales del cuerpo de Bomberos de Ferrol tuvieron que intervenir de urgencia durante la tarde de ayer en una vivienda de Fene al detectarse un conato de incendio en la cocina. Según relataron fuentes presenciales, el incidente tuvo lugar en torno a las 15.00 horas en el primer piso del número 23 de la avenida Naturais.

Al parecer las llamas se originaron en la campana extractora del habitáculo, posiblemente a raíz de una olla olvidada al fuego, y se extendieron rápidamente a las alacenas adyacentes y, poco después, al falso techo. Los moradores de la vivienda, no obstante, se encontraban fuera de la misma cuando comenzó el fuego, supuestamente almorzando en el restaurante de la planta baja del edificio. De acuerdo con estas mismas fuentes, fue un vecino del propio edificio el que dio la voz de alarma, preguntando si había algún problema con la extracción, dado que todo se estaba llenando de humo. En ese momento, los propietarios volvieron a su vivienda y, tras alertar a los bomberos, trataron sin éxito de apagar ellos mismos las llamas con un extintor del edificio.

Pocos minutos después se presentaron los Bomberos en el lugar, desplegando tres vehículos contra incendios: un camión con escalera mecánica, otro con motobomba y uno ligero para entornos urbanos. A pesar de que las llamas habían afectado a parte del mobiliario de la cocina, estas no se extendieron hacia otras zonas del inmueble, por lo que los profesionales pudieron controlarlas y apagarlas en poco tiempo.

Paralelamente, los profesionales ferrolanos alertaron a los responsables del restaurante Roibén –el mismo en el que estaba almorzando la familia– de que tratasen de apurar los últimos servicios por si era necesario evacuar el local –cosa que finalmente no sucedió–.

Así, los Bomberos lograron extinguir rápidamente el fuego, aireando la vivienda y parte del edificio que había sido afectado por la gran humareda generada, tras lo cual, una vez comprobaron que no había posibles focos de reactivación, volvieron a base. Mientras, la Policía Local de Fene se encargó de regular el tráfico rodado en la avenida durante toda la operación.

Comentarios