miércoles 20.11.2019

Las entidades de defensa del patrimonio, preocupadas por daños en los castros

Los trabajos madereros en montes de Ferrol y Pontedeume amenazan la riqueza castreña
Rotura del parapeto del antecastro en el Castro de Croa de Fontá, Doniños | ferrolterra antiga
Rotura del parapeto del antecastro en el Castro de Croa de Fontá, Doniños | ferrolterra antiga

En solo unos días diferentes asociaciones de defensa del patrimonio arqueológico han dado la voz de alarma por el maltrato que sufren los castros de la zona rural de la comarca. 

La Asociación Ardóbriga y la Asociación para a Defensa do Patrimonio Cultura Galego informaron de una tala masiva de arbolado en las inmediaciones del Castro de Castrelo, situado en la parroquia de Centroña, en el municipio de Pontedeume.

La actuación de los madereros que realizaron las talas ocasionó daños en un parapeto del castro, al introducir maquinaria pesada en el recinto protegido.

Como explican desde la entidad Ardóbriga, los maderistas ocasionaron, asimismo, otros daños como los movimientos de tierra que dejan ver restos de estructuras y el abandono de bidones vacíos de combustible inflamable en la zona. En la entrada de la croa –recinto superior– del castro se podían ver claramente las huellas de la maquinaria empleada en la zona y la actuación movió, además, los marcos que señalan los lindes de las parroquias de Centroña y Perbes.

El Castro de Centroña, de la Edad de Hierro, se encuentra, además, amenazado por posibles actuaciones infraestructurales en la zona. Así, ya en el año 2008, la asociación cultural Ardóbriga para la protección do patrimonio de Pontedeume y Miño había advertido que el trazado previsto por el Ministerio de Fomento para el tren de alta velocidad a su paso por el municipio, podría destruir los yacimientos arqueológicos situados en esta parroquia.

Informes al Concello
Pero los daños en el entorno del castro de Pontedeume no son los únicos de los que se ha dado cuenta estos días y así en la zona rural de Ferrol se denunció, asimismo, la actuación de madereros en el entorno del conocido como Castro da Fontá.

La Asociación Cultural Ferrolterra Antiga visitó la posible zona afectada y dio cuenta de que la realización de una tala de eucalipto en el castro y en el antecastro y de que se ha usado algún tipo de maquinaria, pues son visibles las marcas de los vehículos.

Aunque la entidad explica que el sistema defensivo de la cora y del antecastro se ve interrumpido en ciertos tramos, no se puede asegurar que esto sea debido a esta última actuación, aunque sí se perciben roturas en el extremo oeste de la línea defensiva del antecastro. Además, Ferrolterra Antiga llama la atención sobre el hecho de que los restos de la corta en la zona pueden estar disimulando el impacto que pueden haber tenido los trabajos  sobre estos restos castreños.

Ante esta situación, desde la entidad de protección del patrimonio se pondrán en contacto con el servicio de arqueología del Concello de Ferrol para obtener la información oportuna sobre si el Ayuntamiento es conocedor de estos trabajos, si cuentan con los pertinentes permisos para la actuación, y si saben en qué condiciones se han realizado estos trabajos.

No es la primera vez que las actuaciones de los maderistas son criticadas tanto por entidades patrimoniales como vecinales, por los daños que ocasionan en las pistas y, como en este caso, en castros o mámoas.

Comentarios