El ejecutivo plantea el cambio de nombre de 24 vías con un callejero femenino

La propuesta de dedicar nombres de mujeres destacadas en una u otra faceta personal o profesional  a las calles de Ferrol, contrarrestando la inmensa mayoría de viales con nomenclatura

El ejecutivo plantea el cambio de nombre de 24 vías con un callejero femenino
Las Casas de Bazán perderían su tradicional callejero de letras y números | jorge meis
Las Casas de Bazán perderían su tradicional callejero de letras y números | jorge meis

La propuesta de dedicar nombres de mujeres destacadas en una u otra faceta personal o profesional  a las calles de Ferrol, contrarrestando la inmensa mayoría de viales con nomenclatura masculina no es nueva, pero sí feminizar el callejero con una ambiciosa propuesta que afectaría a todo un callejero de las conocidas como Casa de Bazán, además de otras de barrios emblemáticos como Ferrol Vello o Canido.
La propuesta, que fue abordada en el consello sectorial da Muller de la pasada semana, se dio a conocer ayer por parte de la concejala de esta área, Saínza Ruiz, que anunció que la propuesta de cambiar el nombre a 24 calles se llevará esta mañana a comisión de Benestar y deberá pasar todavía por la de Cultura y contar finalmente con la aprobación plenaria antes de hacerse efectiva.
La medida tiene especial repercusión en el barrio de Caranza, ya que un total de 17 calles se verían afectadas por esas modificaciones, perdiendo los nombres por los que son conocidas actualmente y que son simplemente las letras del abecedario y los números. De este modo, se feminizaría toda una zona, agrupando casi una veintena de nombres de mujer en una sola zona.

Además, la propuesta incluye la desaparición, en Ferrol Vello, de calles como Cristo –que pasaría a denominarse Ángela Ruíz Robles– o Castro –Mulleres del 10 de marzo– y en Canido un tramo de Doctor Fleming  perdería su nomenclatura para recordar la figura de una vecina del barrio, Reme López.
Otras zonas de la ciudad naval también se verían afectadas en menor medida con estas modificaciones en el callejero municipal, como la plaza del Río do tronco –praza das Lavandeiras–, la calle Sagrada Familia –Ángeles Alvariño– o travesías como la de Ortigueira –Amada García– o la de Vigo –Xohana Torres–.
En esta propuesta tienen cabida nombres de mujeres de diferente condición social, afiliación o profesión y de todas ellas se pidió en algún u otro momento un reconocimiento por parte de alguna agrupación.
Desde colectivos de mujeres –las del 10 de marzo, las lavanderas, las aguadoras o las carboneras– hasta políticas del pasado y de la historia reciente –Mercedes López, Teresa García, Coral Seoane o Sari Alabau– así como artistas y escritoras –Maruja Mallo, Xohana Torres o Clara Campoamor, entre otras científicas e investigadoras–.

Orgullo para Ferrol
La concejala de Muller, Saínza Ruiz, defendió ayer esta propuesta por surgir del consello sectorial da Muller, un órgano participativo en el que están representadas entidades de mujeres de la comarca y grupos políticos municipales. Tras analizar la posibilidad de establecer los nombres en determinadas calles se eligió la zona de Telleiras con el fin de “darlle valor a un barrio suficientemente histórico e que mellor que facelo feminizando as súas rúas”. Sería, además, indicó la edil, “un orgullo para Ferrol ter un barrio enteiro como Telleiras adicado ás mulleres”.
Destacó también la necesidad de recordar a figuras importantes de la ciudad y a colectivos de profesionales olvidadas y remarcó que pese a que se trata de un número importante de calles, un total de 24, “estamos moi lonxe da paridade no rueiro”.

La concejala espera que la propuesta pueda tener una buena acogida “xa que os barrios se caracterizan tradicionalmente pola loita pola igualdade e poderá haber un ou dous nomes que xeneren máis ou menos discrepancia, pero en xeral contamos con que a proposta sexa ben acollida”.
Sobre la posibilidad de los problemas administrativos que pueda suponer un cambio masivo de nombres de las calles de la ciudad, la concejala defendió la postura del ejecutivo, apuntando que “o único que muda é o nome e a excusa administrativa non é suficiente para que non se rinda homenaxe ás mulleres que loitaron a historia, pero que non son nomeadas nela o necesario”. “Se queremos unha cidade igualitaria”, indicó, “terá que selo tamén no rueiro”.
 Polémica 
Aunque todavía será hoy cuando se debata la propuesta en el seno de la comisión de Benestar y se de así la oportunidad a los grupos municipales de posicionarse, ya han llegado las primeras críticas a la iniciativa propuesta. Así, la presidenta de la asociación de Vecinos de Caranza, Pilar Rodríguez Venancio, mostró su “contundente rechazo” al cambio de nombres de las calles de las Casas de Bazán, alegando que no se ha debatido con ninguna entidad del barrio ni los vecinos.

Considera un “atrevimiento” que se proponga algo “con tanta trascendencia” sin consenso y apunta que el grupo de las Casas de Bazán es el más antiguo del barrio y desde la asociación se quiere “mantener la esencia de lo que es Caranza desde sus inicios, ya que estas calles siempre se definieron por números y letras y ahora pretenden ponerles nombres de mujeres destacadas”.
En este sentido, la AVV aseguró que no se oponen al reconocimiento a estas mujeres, pero plantea que existen calles de nueva construcción sin nombre a las que bautizar sin que se produzcan cambios, “evitando generar un conflicto en Caranza”.