Concellos y vecinos exigen cambios en el “renovado” servicio de transporte

La estación de autobuses multiplica el número de pasajeros en horas punta | j.meis
|

La comisión de Urbanismo de esta mañana abordará los cambios efectuados en el transporte que gestiona la Xunta y especialmente en el que une Ferrol y A Coruña, tras haberse detectado que las modificaciones anunciadas por la Xunta no responden a las necesidades reclamadas por parte de colectivos de usuarios, entre otras, el mantenimiento del servicio entre Ferrol y A Coruña de las 6.30 horas.

Mañana, además, a las seis de la tarde está previsto en el antiguo Hospicio una reunión de la plataforma en defensa del transporte, que ya han manifestado sus críticas por las medidas adoptadas. Admiten cambios positivos como que el bus de las 14.30 ya no debe desviarse a la Universidad o que se han ampliado servicios a las nueve o diez de la mañana hacia la ciudad herculina, pero, sin embargo, insisten en la desaparición del bus de las 6.30 horas –empleado por trabajadores de Sanidad o por personas con consultas oncológicas que comienzan a las ocho–. También ha habido cambios en el directo hacia Ferrol de las 15.30 horas que ya no sale de la estación y que obliga también a trabajadores del hospital a coger taxis para subir al bus en Alfonso Molina. Critican, además, que los servicios regulares no salgan siempre a las horas o a las medias con el consiguiente despiste del usuario y esperan que el apoyo que están recibiendo de todos los grupos municipales pueda tener efecto en las decisiones de Xunta y Monbus.

Las “mejoras” en servicios directos suponen para muchos usuarios un detrimento de los servicios por carretera y entre ellos ha habido quejas de la de-saparición del bus de las diez de la noche desde A Coruña, sustituido por un directo que no permite el desplazamiento de los trabajadores de turno de tarde que no vivan en Ferrol al no realizar paradas en lugares como Miño, Campolongo o Pontedeume.

Pero no solo Ferrol ha rechazado las medidas adoptadas y el escaso margen de reacción, Concellos como Ares o Pontedeume han expresado su rechazo y anunciado alegaciones al respecto.

En el caso del concello eumés se alude a la supresión de varias líneas. Así, se apunta que en la auditoría realizada por la Consellería de Mobilidade y remitida al Concello se recoge el refuerzo de servicios y frecuencias en un 11%, dando prioridad a las horas puntas de la mañana, mediodía y tarde. Sin embargo, no se explicó que “se procedería á supresión de ningunha liña existente”. Por eso, el Concello trasladará a la Consellería de Mobilidade la petición “dunha solución inmediata a este problema, restituíndo as liñas suprimidas esta semana”.

Del mismo modo, desde el área de Mobilidade del Concello de Ares se ha anunciado una reclamación a la Secretaría Xeral de Mobilidade en relación a los horarios que salen de Ares hacia Ferrol, ya que, en el primer día de los nuevos servicios, ya ha habido quejas de padres de estudiantes que han visto como los horarios no se ajustan al calendario escolar de los estudiantes que tienen que desplazarse a Ferrol con este motivo.

El alcalde, Julio Iglesias, criticaba abiertamente que “ya teníamos un servicio muy deficitario, con servicios desde Chanteiro y desde Redes suprimidos de manera unilateral por parte de la Xunta y de la empresa concesionaria, y ahora, después de falsas promesas de ir corrigiendo dicha situación, resulta que, lejos de mejorar, aún tienen la cara dura de suprimirnos más servicios, imprescindibles para acudir a citas médicas e institutos”.

Concellos y vecinos exigen cambios en el “renovado” servicio de transporte