La central térmica de As Pontes tendría seis años de continuidad

El informe de Red Eléctrica sobre el futuro de la central se entregará entre esta semana y la próxima | aec - jorge meis

La reactivación parcial de la central térmica de As Pontes no solo sería una posibilidad muy plausible, sino que su continuidad podría alargarse hasta seis años. Así lo trasladó ayer el portavoz de UGT, Nicasio Pena, tras una reunión mantenida junto con representantes de CCOO con la directora del Instituto para la Transición Justa, Laura Martín, en el Ministerio de Transición Ecológica.
 

Durante el encuentro, señaló la central sindical, también se les trasladó que, en la reunión mantenida la pasada semana con la eléctrica Endesa, la empresa se mostró favorable a reactivar la central si finalmente el informe de Red Eléctrica –que será entregado entre esta semana y la próxima– es favorable. Asimismo y en línea con el nuevo plan de contingencia que aprobará la Comisión Europea esta semana, el sindicato avanzó que desde la UE se han planteado que las centrales de carbón queden exentas de los límites de emisiones e incluso ayudas para incentivar la reactivación. El objetivo de esto sería reducir hasta en un 80% el consumo de gas de cara al próximo invierno.
 

En cuanto a los fondos de Transición Justa y los nuevos proyectos ya en marcha para estas zonas, desde el Ministerio se transmitió un mensaje de calma a la parte social, aseverando que no se verán afectados al tratarse de una reactivación excepcional por la “coxuntura” geopolítica.
 

Finalmente, los sindicatos instaron al Gobierno a convocar a Endesa a participar en la próxima reunión, que tendrá lugar una vez Red Eléctrica entregue el informe, para poder abordar, entre otros temas, la situación laboral. Asimismo, desde la parte social se adelantó ayer que la garantía de empleo para las auxiliares ha vuelto a ampliarse.

 

Narón aborda con el Gobierno su incorporación al área de Transición

La alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro, planteó ayer al delegado del Gobierno, José Miñones, la necesidad de incorporar el municipio a la zona de Transición Justa, dado el impacto que el cierre de la central de As Pontes tendría en el tejido empresarial de la villa. Así lo hizo durante un encuentro de trabajo mantenido en A Coruña en el que también participó la agente de Transición para Galicia, Nuria Llamas. A este respecto, Miñones avanzó que próximamente el Gobierno abrirá una nueva línea de ayudas para el sector empresarial, al margen de las del cierre de la central, a las que podrá optar Narón. Asimismo, la regidora también planteó al delegado la problemática de los habitantes de las viviendas de Piñeiros de la Sareb que tienen una orden de desahucio.

La central térmica de As Pontes tendría seis años de continuidad

Te puede interesar