martes 26.05.2020

La candidatura de VOX en Ferrol, en entredicho ante la Junta Electoral

Una grabación menciona al constructor Francisco Javier Castro como “el que pone la pasta”

Pablo Cancio, candidato a la Alcaldía de Santiago y máximo responsable de la formación en A Coruña, es cuestionado por numerosas voces | galiciapress
Pablo Cancio, candidato a la Alcaldía de Santiago y máximo responsable de la formación en A Coruña, es cuestionado por numerosas voces | galiciapress

La Junta Electoral solicitó ayer la subsanación de “irregularidades” por parte de la candidatura de VOX en Ferrol a las elecciones municipales del 26 de mayo. Unas irregularidades que se refieren a la composición de la lista que lidera la abogada Patricia Castro, hija del constructor Francisco Javier Castro López, al que, además, una grabación a la que ha tenido acceso Diario de Ferrol, señala como el que “pone la pasta”.

La composición de la lista ya ha sido cuestionada por distintos afiliados y simpatizantes del partido de Santiago Abascal y que tiene en la persona de Pablo Cancio a su máximo responsable en la provincia de A Coruña. 

Fuentes consultadas han confirmado que existen ya denuncias que podrían llegar a la vía penal porque alguno o varios de los nombres que aparecen en la candidatura no habrían dado su consentimiento para ello o, lo que es lo mismo, no serían los autores de la firma con la que se registró.

La situación de VOX en Ferrol es pareja a la que ya se ha dado en otros puntos del país. En la ciudad naval, los primeros indicios parece haberlos aportado el que figuraba inicialmente como número cuatro de la candidatura, Pedro Andrés González Couce, que el miércoles último presentaba ante la Junta Electoral su renuncia explícita.

Este, que había sido concejal del PP en Ferrol en el mandato de 1988-1991, alegó motivos personales para darse de baja, pero hay constancia de que existen denuncias sobre suplantación de otras firmas, lo que conllevaría un delito de falsedad documental si se demuestra tal extremo.
La baja de González Couce, que en 2015 ocupaba el número 7 de la candidatura de VOX, liderada entonces por otro exconcejal del PP, Manuel Fernández-Castro Cancela, supuso la subida en un puesto del resto de los integrantes, de modo que Francisco Javier Castro López figura ahora como número 21 de la lista. 

La familia del constructor ferrolano constituye el epicentro de VOX en Ferrol. Y es que si su hija Patricia lidera la candidatura, también otros dos de sus vástagos, su propia mujer, así como su padre, están incluidos en ella.

Dificultades para formar lista
Los problemas para encontrar afiliados o simpatizantes son la respuesta a la presencia de buena parte de la familia del constructor, cuya apuesta personal tiene el respaldo de Pablo Cancio.

Si bien las preferencias de los votantes de VOX en Ferrol parecían orientadas hacia la posible candidatura de José Enrique Fernández del Campo, que vive en Madrid, finalmente se impuso la apuesta de Castro, que en los comicios de 2015 ya había respaldado a Manuel Castro Cancela. Este, finalmente no, obtuvo representación, aunque llegó a cosechar poco más de 500 votos.

“La candidatura va a ser cuestión de dinero”, según la persona vinculada a la formación ultraderechista que mantiene una conversación con otra, y “Paco es el que manda aquí”. El interlocutor reconoce que el candidato del PP, José Manuel Rey Varela “es un peso pesado” que cuenta con un “gran apoyo” y que, en consecuencia, “hay que buscar una persona que conozca Ferrol”.

“Este candidato”, en referencia al ya mencionado José Enrique Fernández del Campo, ya que la conversación se remonta al momento en que este sonaba para el puesto, “parece que es un fantasma”, asegura. “El candidato de Ferrol lo tendrían que elegir los ferrolanos y no un tipo que, por lo que me cuentan, es un cantamañanas”.

Las dificultades de presentar una candidatura con 25 nombres –los que componen la corporación ferrolana–, más los suplentes, estarían en cualquier caso relacionadas con las irregularidades detectadas por la Junta Electoral. 

Ahora VOX Ferrol dispone tan solo hasta mañana –el plazo legal de 48 horas– para presentar las alegaciones que expliquen las dudas del órgano de control electoral.

Críticas
La “imposición” de nombres, en especial la de los que copan los primeros lugares de la lista –Carlos López Grandío (2); María José Fernández Castro (3); Ernesto Sobrino Marfull (4), Carmen Cuadrado Dorrio (5), Francisco Javier Murua (6); o Belén Gómez Gamir (7), por citar algunos– aglutina las críticas de los que la rechazan.

Ejemplos sobre la configuración de las listas electorales de VOX no faltan a la hora de aplicar criterios de selección como el que ayer mismo suponía también la dimisión del número 10 en Santiago de Compostela, José Antonio Noya Suárez. El cabeza de lista de la formación en la capital de Galicia, Pablo Cancio, quería relegarlo al puesto 18. La justificación, “solo pueden ir en la lista personas de mucha reputación.. médicos... avogados (sic)... gente con éxito en su vida personal y profesional y solventes económicamente”, twiteaba ayer mismo el dimisionario.

La cascada de dimisiones entre los miembros de VOX a nivel de todo el país no se detiene, en su mayoría por la determinación de imponer nombres en detrimento de quienes han defendido su ideario, como es el caso de Ramón Maceira López, al que, “luego de muchos meses defendiendo el ideaio de VOX”, le “repugna moral e intelectualmente votar las candidaturas por la provincia de La Coruña al Congreso y al concello de Santiago”. Santiago Abascal –dice también en un twit– “debería esar ipso facto a Pablo Cancio y a su obsceno CEP”.

Las decisiones de la formación ultraderechista contrastan notablemente con lo que asegura defender su líder. “Los políticos manejan los parlamentos llenándolos de diputados ovinos, manejan a los jueces con sus nombramientos y condicionan a la prensa con la publicidad institucional”, llegó a decir Abascal, que exige que los cargos públicos presenten una declaración patrimonial de bienes antes y después de ejercer el cargo”.

Comentarios