lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El boom de los patinetes eléctricos ha llegado a Ferrol y con ellos las dudas que se generan sobre su uso

Una joven circula con un patinete por una acera de A Coruña, donde desde este año se someten a controles de velocidad a los vehículos de movilidad personal | AEC

Cada vez es más habitual ver circular por nuestras calles los denominados Vehículos de Movilidad Personal (VMP), como los patinetes eléctricos, cuya demanda creciente no cesa. Si bien se trata de un medio que proliferó de forma exponencial en las grandes ciudades del país años atrás, ahora ya está muy presente también en las calles de la urbe naval y otros municipios de la zona.
 

Pese a que mucho se avanzó desde la llegada de estos vehículos a las calles, todavía hay mucho desconocimiento sobre los lugares por los que puede o no circular quien lleve uno de estos patinetes eléctricos. 
 

Bárbara Freire, de Cabanas, trabaja y pasa largas temporadas en Barcelona, donde compró uno de estos patines para ir a trabajar a diario y asegura que le ha sido de gran utilidad desplazarse por la urbe catalana durante un par de años. Ahora se ha decantado por la bicicleta eléctrica, por ser un medio para trasladarse menos pasivo y el patinete lo usa aquí, aunque asegura que con otro fin más de recreo. Cabe destacar que Cabanas, al igual que la mayoría de Concellos de la zona, no tiene ordenanza relativa a estos VMP, si bien su uso es equiparable al de las bicicletas.
 

Legislación

Aunque el vacío legal con respecto a estos vehículos ha sido importante, cada vez se tienen en cuenta más a los patinetes en tanto que su proliferación supone también un incremento de los problemas de circulación, aumentando también el número de  accidentes o percances derivados de su uso.
 

Por tal motivo, la normativa sobre estos vehículos, si bien no muy exhaustiva y con algunos aspectos nada claros, está en continua renovación. Así, la última modificación de la ley de VMP establecida por la Dirección General de Tráfico, de este mismo año, ya recoge el límite de velocidad a la que se podrá circular en los 25 km por hora. Cabe precisar también que desde 2021 la normativa nacional establece la obligatoriedad de conducir el monopatín con casco –hasta esta fecha dependía de las ordenanzas locales–. La normativa, no obstante, ofrece manga ancha a los ayuntamientos para regular el uso de estos patines, teniendo en cuenta, eso sí, una serie de cuestiones generales, como las ya citadas. Asimismo, la DGT también fija que no se podrá circular por aceras ni zonas peatonales. No podrán transitar por vías interurbanas, travesías, autopistas o autovías, ni tampoco en túneles urbanos. Además, no se debe beber ni consumir drogas y los usuarios están obligados a someterse a los controles establecidos para el control de estas sustancias, como cualquier otro vehículo.
 

No es raro ver a más de una persona subida a estos patines eléctricos, pese a estar totalmente prohibido, pues se trata de vehículos unipersonales. Los cambios de la norma también establecen la obligatoriedad de tener un certificado de circulación. Hay una serie de características técnicas que también hay que tener en cuenta como portar avisador acústico y una pantalla en la que se muestre, al menos,  la velocidad y la carga del aparato. 
 

Hasta la fecha el seguro no es obligatorio para los VMP, salvo en Barcelona, Benidorm y Alicante, que sí se exige.
 

Es precisamente este hecho el que más dudas genera ya que en caso de accidente no se tiene claro de quién es la culpa, aunque mayormente son los patinetes los que salen perdiendo en los litigios, en caso de producirse. Por ello, desde la DGT recomiendan hacer algún seguro que cubra al conductor y también contra terceros en caso de accidente o atropello. No obstante, con los cambios que sufre la norma es probable que  este requerimiento se haga extensible a más zonas que las anteriormente citadas y se convierta en un requisito más para poder manejar estos dispositivos eléctricos, que empiezan a formar parte del parque de vehículos que circulan a diario por las vías y carreteras de Ferrol y comarca.

El boom de los patinetes eléctricos ha llegado a Ferrol y con ellos las dudas que se generan sobre su uso

Te puede interesar