El BAC “Cantabria” se une a la “Blas de Lezo” en el despliegue de la OTAN en el Mediterráneo

despedida BAC Cantabria | JM

El Buque de Aprovisionamiento en Combate “Cantabria” partió en la mañana de ayer de su base en Ferrol para integrarse en la agrupación naval permanente de la OTAN SNMG-2, en el Mediterráneo, donde ya se encuentra la fragata “Blas de Lezo”. Es un despliegue que forma parte de las maniobras internacionales que se desarrollan en la zona pero que, en el contexto de la invasión rusa de Ucrania, implican también estar a disposición de nuevas misiones en función de cómo se desarrollen los acontecimientos. En principio, el regreso está previsto para dentro de dos meses.

El acto de despedida estuvo presidido por el comandante de la 31ª Escuadrilla de Superficie, el capitán de navío Gonzalo Leira Neira. “La misión es de vigilancia reforzada y presencia naval”, explicó. “Las fuerzas permanentes navales de la OTAN son uno de los elementos fundamentales de la disuasión de la Alianza y para ello mantienen una capacidad inmediata de reacción”.

Respecto al despliegue de otras unidades de la 31ª Escuadrilla, Leira Neira apuntó que no están previstos pero que los buques están preparados en caso de que sea necesario movilizarlos. La semana pasada las fragatas “Méndez Núñez” y “Cristóbal Colón” realizaban ejercicios en aguas próximas a puerto.



Capacidades reforzadas


El BAC “Cantabria” está comandado por el capitán de fragata Alberto Torres Alles, que ayer, antes de la partida, destacó el “gran esfuerzo” de la dotación para “mantener el nivel de adiestramiento, el más alto que nos exigen para participar en operaciones”. Expresaba que se encuentran “ilusionados con la contribución que realizaremos a la fuerza naval, al resto de buques de la OTAN que están en la agrupación” y, en especial, a la fragata “Blas de Lezo” que partió para integrarse en el SNMG-2 el 23 de enero, tres semanas antes de lo que estaba previsto debido a la amenaza de invasión de Ucrania, que se produjo días después.

El “Cantabria” embarcará en Rota a personal del Equipo Operativo de Seguridad, de Infantería de Marina, y de la Unidad Aérea Embarcada, con lo que la dotación estará formada por un total de 178 hombres y mujeres. También embarcará un helicóptero Sea King de la Quinta Escuadrilla de Aeronaves.



Quinta integración


Es la quinta vez que el BAC se integra en el SNMG-2, que en la actualidad está bajo mando italiano, con la fragata “Carlo Margottini” como buque insignia. La última fue en el segundo semestre del año pasado, en un despliegue en el que participó además en los ejercicios nacionales Alborán y Flotex-21 y en el francés Polaris-21. Su calificación operativa la obtuvo en el mes de julio, después de un periodo de inmovilización por obras y mantenimiento.

El “Cantabria” es, con el “Patiño”, uno de los dos buques de aprovisionamiento de la Armada. Cuentan con una gran capacidad de almacenamiento de combustible, agua, pertrechos y armamento. Con sus cinco estaciones de aprovisionamiento puede surtir de combustible y material hasta a tres buques al mismo tiempo, aumentando así la capacidad de permanencia en el mar de los barcos, según explican desde Defensa. 

El BAC “Cantabria” se une a la “Blas de Lezo” en el despliegue de la OTAN en el Mediterráneo

Te puede interesar