lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Un árbol derribado por el viento destroza la marquesina de la parada de taxis del barrio de Inferniño

El chopo, de más de diez metros de altura, se partió por la mitad, cayendo directamente sobre la marquesina de la antigua parada de autobuses de Inferniño y destrozándola. Emilio Cortizas

La borrasca “Armand”, primer gran fenómeno meteorológico de la temporada, dejó a lo largo de la jornada de ayer importantes destrozos en el área de Ferrolterra. Árboles y ramas caídos y cubiertas y tejados desprendidas fueron algunas de las incidencias que tuvieron que atender ayer los profesionales de los diferentes cuerpos de bomberos de la comarca.


Y es que, si en algo se ha caracterizado este primer día de borrasca fue por los fuertes vientos –aun con escasa lluvia– de los que alertaba la propia Xunta la jornada anterior. Así, a raíz de las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, la administración autonómica activó a última hora del miércoles el nivel naranja de emergencia por fenómenos meteorológicos, principalmente a lo largo del litoral oeste gallego.


No obstante, los efectos de “Armand” –que se estima que podría extenderse hasta el domingo– no se limitaron a la costa, como bien pudieron comprobar ayer los habitantes de la ciudad naval. De esta forma, el incidente más destacable de la jornada fue la caída de un árbol sobre la parada de taxis del barrio del Inferniño, en la carretera de Castilla. Al parecer, poco después de la una del mediodía y tras varias horas siendo zarandeado por el fuerte viento, el tronco del enorme chopo se partió a una altura de apenas dos metros, desplomándose sobre el aparcamiento de taxis y la antigua parada de autobús del área. Así, si bien afortunadamente no afectó a ningún vehículo o persona, no fue así con la pérgola de la infraestructura, que quedó completamente destrozada por el impacto.


De esta forma, tras recibir el aviso por parte del 112, hasta el lugar se desplazaron los profesionales del cuerpo de Bombeiros de Ferrol, dos patrullas de la Policía Local y varios operarios del servicio de mantenimiento de Jardines. La operación de corte y retirada del árbol se extendió hasta pasadas las tres de la tarde, quedando posteriormente limitado el acceso a la parada por precaución.


Precisamente en respuesta a este suceso, desde la parte social de Parques y Jardines se denunció que el árbol se encontraba en mal estado –desde el Concello se señaló que no constaba en ningún informe–, criticando que, por la falta de supervisión y medios del servicio, no se pudiese actuar antes para evitar la caída y, con ello, la intervención de los 
bomberos.

 

 

Otros incidentes


Como ya se mencionó, la jornada de ayer fue especialmente ajetreada para los bomberos, registrándose en Ferrol, al cierre de esta edición, más de veinte solicitudes de intervención. Entre otras, los funcionarios municipales tuvieron que atender la caída de un árbol sobre la cubierta de la escuela infantil A Galiña Azul de Esteiro –que no causó daños importantes–; aseguraron una plancha del tejado de la piscina de Caranza; y, en general, retiraron multitud de ramas de grandes dimensiones en algunos de los concellos contemplados en su convenio de actuación –más concretamente en Ares, Fene, Mugardos y Valdoviño–, además de afectaciones de cableado.


Asimismo, los profesionales del Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES) de Mugardos también tuvieron que atender numerosas incidencias. Una de ellas fue un árbol caído al mediodía en el vial DP-0401 que une Ares y Redes y que obligó a restringir el tráfico rodado hasta pasadas las 13.30 horas. 

Un árbol derribado por el viento destroza la marquesina de la parada de taxis del barrio de Inferniño

Te puede interesar