lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Podemos pide al Gobierno que sea receptivo con quienes apoyaron la investidura

Héctor Gómez explica la postura socialista sobre la reforma | d. aguilar (efe)

La ministra de Igualdad, Irene Montero, abogó ayer por “ser receptivos y escuchar” las propuestas de ERC, Bildu y PNV sobre la reforma laboral para poder aprobarla con sus votos.


En Radio Euskadi, Montero afirmó que “sin duda, sostener la mayoría de investidura que hizo posible mantener este Gobierno y articular una mayoría progresista y plurinacional que está en disposición de abordar las grandes transformaciones que este país necesita, es fundamental”.


“La alternativa a eso es un gobierno reaccionario, de derechas, que no es capaz de afrontar ni los retos territoriales, ni los feministas, ni los ecologistas y de justicia social que demanda la sociedad”, advirtió.


Un diálogo honesto

Por ello, opinó que, después del diálogo social, hay que abrir un diálogo político “honesto, sincero y discreto” con “la mayoría de la investidura” para ser capaces de llegar a acuerdos, “y por supuesto que hay que ser receptivos y tener una actitud de escucha”, ya que los grupos de esa mayoría “tienen mucho que aportar” a la reforma laboral, sentenció la ministra.


Respecto al traspaso a Euskadi de la competencia del ingreso mínimo vital, Montero defendió “respetar la palabra dada” desde el Ejecutivo al grupo del PNV y ejecutarla ya, porque “los acuerdos se cumplen”.


“Como parte del Gobierno tengo clarísimo que es muy importante cuidar la coalición y cuidar también la mayoría parlamentaria”, y esa apuesta, a su entender, debería ir “más allá de esta legislatura” y ser un objetivo a mantener “para la próxima década”.


Mientras, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Héctor Gómez, expresó su confianza en que habrá una “mayoría sólida” para la convalidación del decreto de la reforma laboral e insistió en que el objetivo es que se apruebe en los “términos acordados” con los agentes sociales.


Gómez participó en Vitoria junto con el secretario general de los socialistas vascos, Eneko Andueza, en un encuentro con parlamentarios, diputados y senadores vascos para coordinar la actividad en las cámaras legislativas durante los próximos meses.


Dialogar con normalidad

En declaraciones a los medios de comunicación antes de su intervención, el portavoz socialista habló sobre la actual negativa del PNV de apoyar la reforma laboral e insistió en que el PSOE va a seguir dialogando tanto con este partido como con otros grupos con “absoluta normalidad y naturalidad”.


El objetivo, añadió, es que el decreto se convalide el 3 de febrero en los términos fijados y “no desvirtuar” el acuerdo con los agentes sociales y a partir de ahí, remarcó, hay “un largo recorrido” para seguir modernizando el mercado laboral y seguir actualizando permanentemente el marco de relaciones laborales.


“Hay dos años de legislatura por delante y muchas medidas a implementar”, señaló Gómez tras recordar que la actual reforma en vigor desde 2012 fue aprobada por un Gobierno del PP con mayoría absoluta que no dialogó con nadie y que no protege a los trabajadores.


Por su parte, la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, se mostró sorprendida porque puedan existir grupos políticos que voten en contra de la reforma laboral, que llega al Parlamento tras un acuerdo con los agentes sociales, lo que le da “una enorme legitimidad y representatividad”.


“No me explico y no entiendo que pueda haber grupos políticos que voten en contra. Me resulta muy difícil entender que haya grupos políticos que voten en contra de una reforma laboral que es equilibrada y fruto de un acuerdo en el que hemos estado trabajando durante mucho tiempo con representantes de trabajadores y empresarios”, reflexionó al respecto. 

Podemos pide al Gobierno que sea receptivo con quienes apoyaron la investidura

Te puede interesar