lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Los mossos buscan a unos secuestradores mientras los huéspedes de un hotel de Barcelona se recuperan del susto

Los Mossos d'Esquadra han liberado esta noche a un hombre que estaba retenido por varias personas en un hotel situado en la confluencia de la Gran Vía con el paseo de Gràcia, en el centro de Barcelona/EFE/Alberto Estévez

Los Mossos d'Esquadra siguen buscando al menos a otras dos personas relacionadas con el secuestro de un hombre en un céntrico hotel de Barcelona mientras los huéspedes se recuperan del susto que les provocó la irrupción de la policía para inspeccionar las habitaciones: "Daba mucho miedo", afirman.


La policía catalana liberó anoche a un hombre que estaba retenido en una habitación del hotel, al que localizaron amordazado y maniatado, y detuvieron a uno de los supuestos secuestradores, un hombre de 32 años que iba armado, aunque sospechan que en el secuestro participaron al menos otras dos personas.


Tras registrar una a una las habitaciones del hotel sin hallar a los secuestradores, la policía catalana montó un amplio dispositivo para tratar de localizarlos en las cercanías del hotel, operativo que sigue abierto sin que por el momento se haya podido localizarlos.


Al tiempo que toman declaración a testigos del secuestro, los agentes están revisando las imágenes de las cámaras de seguridad para determinar los posibles puntos de huida de los sospechosos.


Mientras tanto, los clientes del hotel, muchos de ellos turistas extranjeros, tratan de recuperarse del impacto que les causó la irrupción de los agentes armados en el establecimiento, en una escena que hoy describían como propia de "una película".


"Los policías han entrado a nuestra habitación, nos han chequeado a nosotros y, después, cada rincón del cuarto, incluso debajo de la cama", ha narrado una joven inglesa que está alojada en el hotel con una amiga. "Después han ido a otras habitaciones y seguíamos escuchando los gritos de la policía. Daba mucho miedo", ha recordado.


Esa joven ha explicado que, al principio, cuando han escuchado los primeros movimientos, su amiga y ella han empezado a prepararse para salir a la calle, porque hasta que los agentes no han entrado a su habitación no sabían que el problema estaba dentro del hotel.


"No entendemos mucho el castellano y la mayoría de los policías no hablaban bien el inglés; solo uno de ellos lo hablaba, que es quien nos ha expuesto la situación y nos ha calmado un poco", ha añadido la joven, en declaraciones a Efe.


Una pareja inglesa de mediana edad que está de vacaciones en Barcelona, también en declaraciones a los medios, ha descrito una situación similar: "los agentes han llamado a la puerta, gritando, y han entrado en la habitación para chequearla".


El marido ha detallado que los agentes gritaban "¡Policía, policía!" pero que apenas les entendían porque tampoco dominan el castellano: "El inglés de los agentes no era muy bueno, no", ha bromeado.

Esa pareja desconocía lo que pasaba, y no han tenido más información hasta que han podido bajar a la recepción unas dos o tres horas después del registro de los policías.


"Serán unas vacaciones memorables", ha dicho el marido, que en tono distendido ha añadido: "Hay vacaciones en las que no pasa nada malo y de las que te olvidas fácilmente. ¡Pero de esto nos vamos a acordar seguro!".


A diferencia de los anteriores testigos, a un cliente del hotel llegado de Brasil le ha tocado vivir el registro desde fuera: "Estábamos en la calle cuando ha llegado la policía y nos hemos quedado fuera del perímetro de seguridad", ha dicho.


Los Mossos d'Esquadra, ha rememorado el brasileño, solo les comunicaban que mantuviesen una distancia respecto a la línea policial: "No entendíamos lo que pasaba y, aunque no teníamos miedo, estábamos tensos y preocupados por lo que podía pasar", ha continuado.


"Tras dos horas y media, hemos podido entrar al hotel, a nuestra habitación", "y dentro nos han informado de lo que había pasado", ha concluido el hombre. 

Los mossos buscan a unos secuestradores mientras los huéspedes de un hotel de Barcelona se recuperan del susto

Te puede interesar