domingo 05.07.2020

España se quedará con 77.000 millones del fondo de recuperación de Bruselas

La UE propone un plan de contención en el que movilizará 750.000 millones, la mitad de ellos serán a fondo perdido
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ante la Eurocámara| efe
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ante la Eurocámara| efe

La Comisión Europea (CE) presentó ayer un plan para relanzar la economía de la Unión Europea (UE) tras la pandemia de coronavirus, que se basa en un Fondo de Recuperación con 750.000 millones de euros financiado con la emisión de deuda común y del que España será una de las principales beneficiarias.

De esta cantidad, 500.000 millones se desembolsarán en forma de subvenciones a fondo perdido y 250.000 como préstamos reembolsables, de los que España podría recibir 77.324 millones y 63.122 millones, respectivamente, según la estimación de la CE.

El Fondo estará anclado en un nuevo presupuesto para el periodo 2021-2027 de 1,1 billones de euros, lo que eleva a 1,85 billones el plan de recuperación presentado ayer en la Eurocámara por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para hacer frente a una crisis sin precedentes.

“Momento determinante”

“Afrontamos nuestro momento determinante. Los bienes comunes que hemos construido juntos se están dañando, lo que dábamos por sentado se pone en cuestión. La igualdad de condiciones y las libertades deben recuperarse de nuevo. Nada de esto puede ser arreglado por un único país”, dijo Von der Leyen en la UE.

El plan prevé que la CE emita deuda temporalmente en los mercados con el respaldo del presupuesto comunitario, algo que ya se ha hecho pero nunca con este volumen, y canalice después la financiación a través de los programas del presupuesto.

Bruselas ha recogido la petición de Alemania y Francia de tener medio billón de euros en subvenciones, así como la de Holanda, Austria, Dinamarca y Suecia de que haya préstamos, pero queda por delante una ardua negociación para que el plan pueda ser aprobado por los países de la Unión. Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea abordarán por primera vez el plan de reconstrucción de la economía el próximo 19 de junio.

Italia, la más beneficiada

España sería el segundo mayor beneficiario del mismo con un total de 140.446 millones de euros, solo por detrás de Italia, que recibiría hasta 172.745 millones, y seguida de lejos por Polonia, con 63.838 millones de euros.

Le corresponderían hasta 77.324 millones en subvenciones, que ya han sido preasignadas por país, mientras que podría pedir hasta 63.122 millones en préstamos, según la estimación hecha por Bruselas, aunque la cifra final dependerá de las solicitudes que haga España.  

Para nutrir el fondo, la CE prevé emitir bonos con un vencimiento máximo de 30 años, aprovechando que su calificación triple A asegura bajos tipos de interés. Sin embargo, los países más austeros, como Austria como Holanda, se oponen a un endeudamiento excesivo.

Para ello, quiere aumentar el techo de recursos propios del presupuesto comunitario al 2% de la renta nacional bruta conjunta, lo que en la práctica ampliará su margen para emitir con cargo al presupuesto sin que los países tengan que elevar ahora su contribución a las arcas de la UE.

El reembolso del principal y los intereses de esta deuda se efectuaría entre 2028 y 2058 y para costearlo la CE propone introducir nuevas fuentes de ingresos para el presupuesto, como una tasa al carbono en frontera, una ampliación del sistema europeo de comercio de emisiones, una tasa digital o a la operación de grandes empresas en la UE.

Comentarios