domingo 15.12.2019

El Gobierno deja en mínimos la hucha de las pensiones para pagar la extra

El ejecutivo tomará medidas para financiar la nómina de diciembre y la paga de los pensionistas
Un jubilado, durante una de las protestas por el futuro de las pensiones | aec
Un jubilado, durante una de las protestas por el futuro de las pensiones | aec

El Gobierno utilizará hasta 3.598,20 millones de euros del fondo de reserva de la Seguridad Social para abonar la paga extra de Navidad de las pensiones, según la autorización aprobada ayer en el Consejo de Ministros.

Además de la autorización para usar el fondo de reserva, el Gobierno aprobó también un decreto Ley por el que amplía en 600 millones la transferencia del Estado a la Seguridad Social prevista para “garantizar su equilibrio presupuestario”.

Estos 4.198,2 millones servirán para poder afrontar la doble nómina de las pensiones de diciembre que asciende a 19.292,20 millones. Esta disposición extraordinaria es menor que la que hizo falta para la doble nómina de julio, que incluía la extra de verano, gracias a una evolución de las cotizaciones sociales mejor de la prevista. 

La ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio, explicó, tras el Consejo de Ministros, que aún no se conoce la cantidad exacta que se dispondrá de la llamada “hucha de las pensiones”, que de ascender al importe citado, dejaría el fondo con apenas 1.400 millones.

Esta disposición está limitada por la normativa del fondo de reserva, que fija que se puede sacar como máximo el 3% de la totalidad de prestaciones contributivas que tiene que pagar el sistema en el año, más los gastos de gestión.

Financiar las nóminas
Valerio dijo que las medidas adoptadas permitirán financiar la nómina de diciembre y la paga extra de casi nueve millones de pensionistas, pero gracias también al incremento de ingresos por cotizaciones sociales, que se prevé que llegue al 8%.

La ministra explicó que la mejora de esta previsión de incremento de ingresos está sustentada en el crecimiento del empleo y en un aumento de las cotizaciones por las subidas salariales pactadas en los convenios colectivos, así como de las derivadas del alza del salario mínimo (SMI) y de la subida de las bases máximas.

Apuntó también a las mejoras resultantes por la recuperación de la cotización de las personas cuidadoras de dependientes y por la elevación al 125% de la base mínima de cotización para las personas que perciben el subsidio para mayores de 52 años.

Los presupuestos prorrogados “no incluían este incremento de las cotizaciones que se está produciendo, ni tampoco el de las pensiones”, dijo Valerio, por lo que el decreto ley aprobado autoriza a ampliar el crédito de la Seguridad Social con cargo a la previsión de mayores ingresos sobre el presupuesto inicial para 2019.

Los presupuestos prorrogados contemplaban también un préstamo de 13.830 millones concedido por el Tesoro Público a la Seguridad Social, que ya se agotó.

Comentarios