sábado 8/8/20

La “Santa Olalla” aguanta

La trainera del Club de Remo de Ares acaba décima en la Regata CaixaBank, en San Sebastián, en una jornada complicada en la que la tripulación de Ferrolterra se encontró con un escenario difícil
La “Santa Olalla”
sufrió en unas condiciones
adversas
| Aitor Arr iza -
bala ga
La “Santa Olalla” sufrió en unas condiciones adversas | Aitor Arr iza - bala ga

Que mantener el tipo en la Eusko Label Liga iba a ser complicado para Ares era algo más que sabido. La “Santa Olalla” no desmerece a la mayoría de sus rivales, pero la exigencia de la competición y el elevado nivel de sus adversarios hace que, a pesar de que los pupilos de Alberto Hermo, “Eclise”, no estuviesen del todo mal en San Sebastián, cayesen hasta la décima posición de la clasificación de la Bandera CaixaBank. Un resultado que les permite engordar su botín en la general con otros tres puntos y mantener la novena posición con la que arrancaron esta tercera jornada del campeonato.

El viento fue el gran protagonista de una tarde en la que el mar, “sucio” y envenenado por rachas discontinuas, exigió el máximo de los patrones de todas las embarcaciones, obligados a sacar a relucir toda su pericia para mantener el rumbo de las traineras. Con una salida impecable, la “Santa Olalla” llevó la iniciativa de su serie durante buena parte de un primer largo en el que, sin embargo, no llegó a despegarse nunca ni de Zarautz ni de Lekittarra mientras que la cuarta en discordia, Kaiku, volvía a dar muestras de su debilidad en este arranque de la liga.

Las ondas dificultaban mucho el avance de la trainera aresana a la que el agua que le iba entrando en su interior la lastraba cada vez más. Corrigió su rumbo, tratando de buscar resguardo más cerca de otra de las calles, pero la maniobra, lejos de reportarle beneficios, le hizo perder la cabeza de su tanda y ceder unos segundos claves al llegar a la primera ciaboga.

Con Leikittarra y Zarautz rivalizando en cabeza, la “Santa Olalla” fue incapaz de, a diferencia de lo que le sucedió el pasado domingo en Riazor, recuperar una buena cadencia de palada. Los segundos fueron cayendo en su contra mientras que sus adversarias se distanciaban.

La embarcación vizcaina, que con el discurrir de las tandas se vio que había “volado” –acabó cuarta–, aguantó el tipo hasta la meta en una tanda en la que Zarautz acabó segunda y Ares defendió esa tercera posición por delante de Kaiku, lo que, al menos, le aseguraba que no sería última.

De hecho, los aresanos lograron meter por debajo también a Ondarroa, que acabó última en una segunda tanda en la que Cabo da Cruz brilló para llevarse el triunfo parcial y, de paso, encaramarse a una meritoria quinta plaza.

Por delante, la “Donostiarra” no dio opciones a sus adversarios y, motivada para ganar en casa, les enseñó la proa a todos sus rivales desde el pistoletazo de salida. Junto con Santurtzi y Orio coparon las primeras posiciones del cuadro de honor y las tres se destacan también en una general en la que, con un solo punto de ventaja respecto a las otras dos, Santurtzi es líder por el momento. l

Comentarios