lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El Racing ha vuelto

Los jugadores del Racing celebran uno de los tantos conseguidos en el campo de Pasarón | alfaqui

Está de vuelta el Racing. La victoria con la que saldó el partido que lo enfrentó al Pontevedra (0-2) rompe la racha de cinco partidos ligueros que llevaba sin ganar –tres derrotas y dos empates–, seis si se añade el fiasco en la Copa del Rey, y lo devuelve a la zona que da acceso al playoff de ascenso a Segunda. Pero, sobre todo, le devuelve la sensación de ser un equipo dominador, capaz de minimizar a cualquier rival –como hizo hoy con el cuadro granate durante la primera parte– y con muchos y muy buenos argumentos para acabar ganando los encuentros.
 

No dudó el Racing en ejercer, desde el primer minuto, el control del partido. A través de la posesión de la pelota fue capaz el equipo ferrolano de ir jugando cada vez más cerca de la portería contraria, aunque en realidad fue el Pontevedra el que dispuso de la primera gran ocasión para marcar con un disparo de Martín Diz que se fue fuera. Por contra, el cuadro verde sí que obtuvo máxima rentabilidad a su primera opción de gol, cuando un centro desde la izquierda de Brais Martínez fue remachado a gol en el segundo palo por un Carlos Vicente que estaba en posición de fuera de juego.
 

Acentuó este tanto el control racinguista, que a partir de entonces se sintió superior sobre el terreno de juego ante un rival que, por contra, empezó a hundirse en un mar de dudas. Con las amenazas por las bandas de Carlos Vicente y Heber Pena, el cuadro verde tuvo la situación controlada y solo le faltó aprovecharse de un fallo de su rival a la hora de despejar una pelota para aumentar su renta. Fue Carlos Vicente el que robó la pelota en el área contraria y su pase fue enviado a la red por Joselu para aumentar la renta visitante.
 

Fue desde entonces cuando el Pontevedra emitió ciertos signos de reacción y se acercó a la portería de un Gazzaniga que hasta entonces había pasado casi inadvertido. Pero este empuje local, en realidad, no se convirtió en ocasiones de gol, así que el choque llegó al descanso encarrilado para la escuadra de la ciudad naval, en busca de volver a ganar.

 

Variaciones

Salió el Pontevedra a la segunda parte con otra actitud. Después de estar casi de-saparecido en la primera parte, al menos tras el descanso el cuadro granate dio señales de vida. A ello favoreció también el hecho de que el Racing tenía la tranquilidad de disponer de dos goles de ventaja, así que el conjunto de la ciudad del Lérez no encontró demasiada oposición para dominar la situación, disponiendo incluso de ocasiones para reducir su desventaja, aunque ni Yelko Pino ni Alberto Rubio pudieron anotarlas, lo que le daría emoción al duelo.
 

Provocaron este par de sustos que el Racing reaccionase, lo que unido al hecho de que la escuadra local fue bajando su nivel, le permitió recuperar el control de la situación. Incluso, a medida que los minutos fueron pasando y los espacios fueron apareciendo, el cuadro visitante dispuso de ocasiones para aumentar su ventaja. Pero ni Carlos Vicente ni Luis Chacón ni Del Pozo fueron capaces de transformar las ocasiones de que dispusieron. Al menos, el tramo final del plácido domingo fue a nivel defensivo, porque el Pontevedra ya no tenía fuerzas para más y los tres puntos eran del Racing. 

El Racing ha vuelto

Te puede interesar