lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Punto de calidad para el Racing de Ferrol (0-0)

Heber Pena trata de llevarse la pelota ante la presión de Theo Zidane | alfaqui

Empezó el Racing la segunda vuelta del campeonato liguero sumando un punto que tiene bastante valor. Porque, más allá de lo que suponga en la clasificación, el empate conseguido ante el Real Madrid Castilla tiene el mérito de mantener a raya un rival que lleva, con este, catorce partidos sin perder. Y, aunque no fue capaz de estrenar el casillero de derrotas del filial madridista en lo que va de liga regular, el equipo ferrolano se va al menos con el buen sabor de boca de haber realizado un buen partido, demostrando que su línea de juego es la que lo debe hacer llegar, al final de la liga regular, a pelear por el ascenso a Segunda en el playoff.


Presentaron sus argumentos sobre el terreno de juego los dos equipos, pero ninguno fue capaz de imponerlo claramente sobre el otro. Si acaso fue el filial madridista el que, a través de la amplitud ofensiva que le dan sus carrileros, Tobias y Obrador, se acercó más a la portería contraria. Sus ocasiones, sin embargo, no llegaron más que a través de los fallos del rival, como uno del portero Gazzaniga a la hora de sacar la pelota, que acabó a pies de Iker Bravo para que este disparase dentro del área a manos del meta racinguista.


Se vino arriba el Racing en los minutos finales de la primera parte, justo después de que el Real Madrid Castilla tratase de apretar en los instantes anteriores, sobre todo gracias a la aparición de un Luis Chacón que había estado casi desaparecido. De él fue la ocasión más clara del primer período, con un lanzamiento desde fuera del área que el cancerbero De Luis salvó “in extremis”. Fue en el tramo final de la primera parte cuando más veces llegó el cuadro verde a la portería rival, aunque no fue capaz de finalizar con éxito sus llegadas.

 

 

Alternativas


Salió en tromba el Real Madrid Castilla tras el descanso y en poco menos de diez minutos protagonizó casi tantas llegadas como las que había realizado en la primera parte. Ahí estuvieron, de hecho, sus mejores ocasiones para marcar, como un gol bien anulado a un futbolista local por un fuera de juego que sí era y un disparo desde la frontal de Arribas que se fue fuera por poco. Pero ninguna ocasión entró y el partido se quedó con todo por decir para el tramo final.


Fue ahí cuando el Racing despertó y empezó a meterle el miedo en el cuerpo a su rival. Sobre todo en una ocasión de Álex López, cuyo lanzamiento de golpe franco se estrelló en el larguero. Pero también a través de las coladas por las bandas –sobre todo gracias al trabajo realizado por la derecha por Carlos Vicente–. El caso es que, con el paso de los minutos y los cambios realizados por el filial madridista, que arriesgó en busca de la victoria, el duelo se fue abriendo y las situaciones de peligro se fueron dando, en la meta local.


Los últimos compases del partido fueron de incertidumbre por ver si alguno de los dos contendientes iba a ser capaz de desequilibrar el marcador... pero nadie lo consiguió.  

Punto de calidad para el Racing de Ferrol (0-0)

Te puede interesar