O Parrulo sigue en Segunda División

Jugadores y cuerpo técnico de O Parrulo celebran la permanencia al término del encuentro | emilio cortizas

O Parrulo 3-2 Peñíscola


Lo dijo el técnico de O Parrulo, Óscar Vigo, en la previa del encuentro y, a pesar de que podía salvar la categoría incluso perdiendo –los resultados finales así lo confirmaron–, su equipo salió a ganar, sin especular y sin esperar que los encuentros de sus rivales directos le fuesen favorables. Con decisión, el conjunto ferrolano venció (3-2) al segundo clasificado, un Peñíscola que inicia ahora el playoff de ascenso a la máxima categoría, y salvó así la categoría tras una temporada plagada de contratiempos.


Fue superior O Parrulo en la primera parte. Muy superior, en realidad, con un líder muy claro, Adri, que hoy se echó el equipo a las espaldas. La escuadra local salió a golpear primero y buscó el gol desde el inicio. El cuadro castellonense decidió esperar en media cancha y fue repeliendo las jugadas de O Parrulo hasta que una genialidad del ala de Caranza, que se fue de dos contrarios en un palmo para filtrar un pase a la derecha a Alberto, que la centró para que Kevin Chis remachase a gol al segundo palo. Era el minuto cuatro.


No aflojaron los de Óscar Vigo tras adelantarse. Lo intentó Adri con un tiro cruzado desde la derecha que salió ligeramente desviado. Mientras, el Peñíscola probaba con lanzamientos exteriores. Fue Pani el más peligroso, y no solo en esta fase del partido, pero no pudo sorprender a un fiable Gozi. Los locales hicieron el segundo en una acción de Domingos por banda derecha. Su tiro lo rechazó el meta Coro y le cayó a Terán en la frontal, que fusiló el marco rival.


Pudo hacer Domingos el tercero, pero a partir de ahí el partido se equilibró en intensidad, aunque sin grandes ocasiones como para mover el 2-0 del marcador. Entró el choque en una fase de imprecisiones y de mucho contacto en la cancha que protestaron los dos banquillos. El Peñíscola no se jugaba nada a nivel clasificatorio, pero no quería dejarse ir y comenzó a inquietar la meta de Gozi a través de tiros lejanos que no encontraron portería.


Segunda parte

La reanudación dibujó otro partido. Valladares apostó por el juego de cinco y O Parrulo replicó con una presión alta para evitar embotellarse en su área. Adri probó fortuna, pero su disparo se marchó fuera. Por contra, el Peñíscola comenzó a generar mucho peligro y pudo recortar la desventaja con una jugada cuya finalización acabó pegando en el poste.


Superado el ecuador de la segunda mitad llegó el tercer tanto de O Parrulo. Un robo de Adri en su área cuando el rival atacaba con portero-jugador le permitió chutar con la zurda a puerta vacía para llevar el delirio a la poblada grada de A Malata. Fue un alivio, porque los marcadores en las otras canchas eran desfavorables: la eventual remontada de un Peñíscola más incisivo descendería al cuadro local.


Dos minutos tardó el equipo visitante en anotar su primer gol a través de su jugador más desequilibrante, Pani. Sin apenas tiempo para digerirlo, otra acción en el área habilitó a Erick, que se revolvió e introdujo el balón en el fondo de la portería defendida por Gozi.

El Peñíscola buscaba a la desesperada el empate y los nervios y la tensión afloraron para darle más emoción al encuentro. O Parrulo, que ya sabía que los otros resultados le daban la salvación –en concreto la victoria del Leganés–, resistió con una defensa férrea y un buen balance en las transiciones. Pasaron lentos los minutos, pero sin consecuencias. O Parrulo sigue en Segunda División.

O Parrulo sigue en Segunda División

Te puede interesar