miércoles 21.08.2019

La motivación del ascenso

Carlos García, Javi Rey y Catú, tres de los jugadores que sufrieron graves lesiones de rodilla a lo largo del campeonato, suponen un gran referente para el equipo ferrolano para lograr el objetivo

Los tres jugadores lesionados de la primera plantilla racinguista apoyan, sin fisuras, a sus compañeros  | daniel alexandre
Los tres jugadores lesionados de la primera plantilla racinguista apoyan, sin fisuras, a sus compañeros | daniel alexandre

El primero fue Carlos García, que durante un entrenamiento del mes de diciembre sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, además de un esguince en el ligamento lateral en esta misma articulación. El siguiente fue Javi Rey, que en la primera parte del partido frente al Paiosaco sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior y del ligamento lateral externo de su rodilla derecha. Y Sergio González, Catú, completó el círculo al sufrir la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda durante el partido frente al Porriño Industrial. Tres jugadores que ven los toros desde le barrera pero que mantienen su apoyo.

CARLOS GARCÍA
“No estoy nada nervioso; mis compañeros han demostrado su nivel”

Los problemas surgidos tras la primera operación a la que se sometió –necesitó pasar otra vez por quirófano para limpiar definitivamente la zona– han retrasado su puesta a punto aunque, de todos modos, asegura que “ahora la rodilla va mucho mejor”. Sin embargo, a pesar de que esta es su primera lesión de larga duración, Carlos García reconoce no estar “nada nervioso” viendo los partidos del Racing. “Por una parte, porque no puedo ayudar al equipo de otra forma que animando; pero sobre todo porque confío bastante en mis compañeros, que han demostrado que tienen un nivel muy bueno”, explica. Por eso, a pesar de que es consciente de la dificultad de la eliminatoria frente al Jaén, Carlos García confía en un cuadro verde del que destaca que “ha sido fuerte con las lesiones y con ser tan poca gente”. Además, el jugador sevillano se muestra encantado con el apoyo de sus compañeros ya que, aunque “cuando uno se lesiona parece que cae en el olvido, siempre nos han tenido presentes”.

JAVIER REY
“Se pasa mal por no poder ayudar pero gusta que se acuerden de uno”
“Cuando me lesioné sabía que tenía algo grave. Fue un dolor muy intenso que nunca había vivido”, recuerda el medioncentro pontevedrés. Ahora, más de dos meses después de la lesión, las revisiones a las que se somete periódicamente revelan que su recuperación va por buen camino, algo que le permite hacer ejercios de rehabilitación a las órdenes de Asís Garrido. Lo que pasa es que, al estar alejado de los terrenos de juego, el mediocentro explica que “se sufre mucho. Se pasa mal por no poder ayudar pero ahora, con la ayuda de todos, podemos sacar adelante el play-off”. Eso sí, si puede ser, dejando la portería a cero en el partido de A Malata para, a su juicio, “ir allí con mayores garantías”. Sería la demostración del poder de un grupo del que habla maravillas y del que destaca que “da gusto que todos se acuerden de ti”.

CAFÚ
“Es un honor que se acuerden de nosotros, nos da más fuerza”
Después de superar unas primeras semanas duras –“estaba un poco en shock y tuve que asimilarlo”, recuerda–, el defensa compostelano asegura haber cambiado su mentalidad porque “ves que tienes que seguir, que trabajar para volver...”. Pero eso no impide que ver los partidos de la grada sean, a su juicio, “lo que peor se lleva. Estás trabajando toda la temporada para llegar a estos partidos, una lesión te los quita... y es duro”. De todas maneras, Catú confía ciegamente en una escuadra que terminó el campeonato en una muy buena dinámica por lo que, a pesar de que el rival es duro, es optimista de cara a una eliminatoria que cree que “se va a decidir por detalles”. Mientras, disfrutar del orgullo que supone que sus compañeros se acuerden tanto de ellos. “Es algo que te ayuda para volver mejor. Es un honor”, asegura.

Comentarios