El Baxi ficha a Soler y cierra la plantilla con la que peleará por el ascenso

Soler, la temporada pasada con el Real Canoe, en la que promedió 7,4 puntos y 5,5 rebotes | baxi

Con la incorporación de la pívot malagueña Patricia Soler y la integración de la canterana Sonia Bra en la dinámica de entrenamientos del primer equipo, el Baxi 2022/2023 da por cerrada la plantilla con la que intentará pelear por el ascenso a la máxima categoría del baloncesto español.


El club que preside Santi Rey anunció ayer el último fichaje, una jugadora de 28 años y 1,86 metros que atesora una amplia experiencia no solo en la segunda categoría –desde la campaña pasada Liga Challenge y antes LF-2–, sino también en la Liga Endesa. Internacional en las categorías de base –fue campeona de Europa sub 20– y asidua de las competiciones de 3x3 del circuito Herbalife –este mismo verano, por ejemplo–, Soler cumple con su fichaje por el conjunto ferrolano una “vieja” aspiración que ella misma comentaba al hacerse oficial su incorporación al grupo que preparará Lino López. “Mi elección por el Baxi es algo que siempre he tenido presente. Tanto el club como el técnico siempre han estado en mi agenda, pero por unas circunstancias u otras no ha podido ser hasta ahora. Estoy muy contenta”, aseguró. Además, avanzó que al equipo universitario le puede aportar “trabajo y más trabajo, unión, tanto dentro como fuera de la pisca, y espero que efectividad. Espero devolver con creces la confianza que el club ha depositado en mí”.


Como en los anuncios anteriores, el entrenador ferrolano volvió a poner el énfasis en la intensidad como cualidad de su nueva pupila. “Es una jugadora con experiencia en la categoría y en diferentes equipos de España y selecciones de base”, señaló antes de añadir que “es una interior muy intensa en todas sus acciones, tanto ofensivas como defensivas, y con talento para finalizar cerca del aro”.

 

 

Más centímetros


La llegada de Patricia Soler acabar de dibujar un Baxi diferente en varios aspectos al de la temporada pasada. Aunque en términos absolutos las diferencias pueden parecer mínimas, el conjunto ferrolano tiene este año más centímetros que el anterior. Si la campaña pasada eran cuatro –de las once con las que comenzó la temporada, antes de la salida de Wadoux– las jugadoras que llegaban al 1,80 metros –Allen, Swart, Koenen y Garí–, este año serán ocho. Así, además de las “veteranas” Allen y Garí, por encima de esa estatura están también Marianne Kalin (1,87), Patricia Soler (1,86), Marta Gómez (1,84), Andrea Boquete (1,83), Julieta Mungo (1,81) y Jessica Fequiere (1,80). Este cambio, además, permitirá ampliar las rotaciones en el juego interior, una faceta que la temporada pasada estuvo más limitada, con tan solo dos pívots naturales, como eran Swart y Allen. 

El Baxi ficha a Soler y cierra la plantilla con la que peleará por el ascenso

Te puede interesar