La Xunta avanza en el firme del nuevo trazado de la carretera de Cedeira

Además del ensanchamiento de la calzada en algunos puntos, también se rectificarán curvas | meis
|

La Xunta reanudó esta semana los trabajos de acondicionamiento de la carretera de Cedeira (AC-566) tras el parón navideño del sector. Así, según informaron desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade “salvo nun punto concreto, xa se puido avanzar nos firmes do novo trazado”.

De esta forma, las previsiones del departamento autonómico pasan porque este mismo mes de enero se ejecuten los dos primeros desvíos “para que o tráfico pase xa polo novo trazado e se poida traballar nos entronques do antigo, de modo que a estrada quede finalmente coa funcionalidade e conectividade axeitada, tal e como se recollía no proxecto”, puntualizaron.

Transcurridos casi 11 de los 18 meses de plazo de ejecución que tenían estas obras, restaría por realizar la rectificación de la curva más importante de este tramo del trazado de cuatro kilómetros –entre la salida de Valdoviño y A Ramalleira–. “É necesario aínda executar traballos de movemento de terras e firmes antes de desviar o tráfico polo novo trazado nese punto”, informaron desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.



Previsiones


Las obras de mejora del trazado de la carretera de Cedeira cuentan con un presupuesto de 3,6 millones de euros. Las previsiones de la Xunta estiman que la intervención esté concluida en el verano de 2022, cumpliendo así el plazo de ejecución de 18 meses –arrancaron en febrero de 2021–.

El proyecto permitirá ensanchar la calzada en algo más de dos kilómetros del tramo afectado, mientras que en los otros 1,9 kilómetros se procederá a la rectificación de curvas, a la mejora de intersecciones o cambios de sentido y al aumento de sección, habilitando un carril adicional para favorecer los
adelantamientos.

Aunque en el inicio de la actuación –a la salida del núcleo urbano de Valdoviño– se van a ejecutar carriles adicionales en la carretera para favorecer adelantamientos más seguros, la vía mantendrá su trazado actual a su paso por la cantera y el pequeño valle que hay en ese punto, para minimizar afectaciones; y es que la obra se desarrolla en zona de protección de la Rede Natura. En la cantera se rectificará la curva que hay a su lado.

Igualmente, se mantendrá el trazado actual de la carretera hacia el tramo final de la actuación, llegando a la zona de A Ramalleira, para no afectar a las numerosas edificaciones que hay en ambos márgenes del vial en este punto de la AC-566. 

La Xunta avanza en el firme del nuevo trazado de la carretera de Cedeira