Un siglo de vida volcado en la artesanía de la madera

Cerdido rindió homenaje a uno de sus vecinos más polifacéticos y singulares, el artesano de la madera José Aneiros Piñón, que ayer celebró un siglo de vida rodeado.

Un siglo de vida volcado en la artesanía de la madera

Cerdido rindió homenaje a uno de sus vecinos más polifacéticos y singulares, el artesano de la madera José Aneiros Piñón, que ayer celebró un siglo de vida rodeado de su familia. Este agricultor en la época de la posguerra, fue uno de los que puso la primera piedra en la escuela de indianos de Avispeira, la misma en la que en 2009 recibía un emotivo homenaje junto a otro artesano de la cestería ya fallecido, por su trabajo a favor de la cultura ligada al mundo rural.
Aneiros, constructor de molinos, hórreos y cuantos artilugios compendian la Galicia rural, vivió su etapa creativa más prolífica con la jubilación, cuando comenzó a recrear su mundo laboral –tuvo una empresa de madera– en piezas de artesanía hechas de madera y conjugadas con cantería como carros del país, de varas para llevar el maíz, carretones de radios, molinos de agua o útiles de cocina. Ayer, el alcalde de Cerdido, Benigno Galego, le trasladó el cariño de sus vecinos y le hizo entrega de una placa conmemorativa.