miércoles 26.02.2020

El oleaje rompe la empalizada de madera que protegía las dunas en la playa de Cedeira

El jefe de la Demarcación de Costas se desplazó a la zona para evaluar el impacto sobre la duna
Los trabajos de retirada se prolongaron durante la jornada
Los trabajos de retirada se prolongaron durante la jornada

El fuerte oleaje registrado en la madrugada del pasado martes rompió unos 60 metros de la empalizada de madera que protegía el sistema dunar de la playa de A Magdalena en Cedeira, una barrera instalada en su momento por Demarcación de Costas en Galicia como una medida preventiva a la erosión que sufre el ecosistema dunar en el arenal urbano de la villa.

El Concello trabajó a lo largo de toda la jornada en la retirada de los restos y las estacas ante el riesgo de que con una nueva pleamar, el mar las metiese en el interior de la ría con el consecuente riesgo para las embarcaciones.

Los trabajos manuales se complementaron con los de la pala excavadora utilizada para acelerar las tareas y que también ayudó a retirar la parte de la barrera que todavía continuaba en pie pero, como señaló el alcalde, el socialista Pablo Moreda, podría suponer un peligro. Además se abrieron dos riachuelos cuyo cauce se vio obstruido por los restos de material.

Durante la tarde, el jefe de la Demarcación de Costas, Rafael Eimil, se desplazó a la zona para evaluar el impacto del mar tanto en la empalizada como en la duna.

El regidor aprovechó la ocasión para reclamar una solución definitiva a la problemática de la playa y el sistema dunar y reiteró la necesidad del estudio de impacto ambiental que están elaborando los organismos competentes. “Agora mesmo necesitamos ter coñecemento del para saber a solución adecuada para salvar a nosa praia”, insistió.

Comentarios