jueves 29/10/20

NEDA - Constituyen una comisión vecinal para reparar el santuario de los Remedios

El santuario mariano de Nuestra Señora de los Remedios de Anca Vella no ha sido indiferente al paso del tiempo. El templo más emblemático y antiguo de cuantos existen en el término municipal urge una rehabilitación integral a tenor de las filtraciones de agua que se producen actualmente en la cubierta del mismo.

Iglesia de Los Remedios en Anca
Iglesia de Los Remedios en Anca

El santuario mariano de Nuestra Señora de los Remedios de Anca Vella no ha sido indiferente al paso del tiempo. El templo más emblemático y antiguo de cuantos existen en el término municipal urge una rehabilitación integral a tenor de las filtraciones de agua que se producen actualmente en la cubierta del mismo.
El párroco, Juan Antonio Sanesteban Díaz, también encargado de las parroquias de Santa María y San Nicolás, explicó que lo primordial es acometer la rehabilitación de la cubierta ante el peligro de que se derrumbe dado el avanzado estado de deterioro de las vigas, aunque no es esta la única actuación a ejecutar. “Una vez solucionemos lo de las filtraciones, que es lo más apremiante, habrá que arreglar el suelo y cambiar toda la instalación eléctrica”, apuntó Sanesteban.
Al tratarse de un edificio afectado por Patrimonio, la rehabilitación podría ascender a unos 40.000 euros según la experiencia del sacerdote en el acondicionamiento de otros templos como el de Serantes, en Ferrol. “Habría que utilizar maderas nobles y eso encarece la actuación”, explicó.
Por el momento se está constituyendo una comisión de vecinos que se ponga al frente de esta actuación y gestione su financiación, para la que esperan contar con la colaboración de las administraciones públicas dada la importancia del santuario, “no tanto en cuanto a su culto –a excepción del día de la romería de los Remedios y fechas señaladas como la de hoy en la que tendrá lugar un acto litúrgico a las 17.30 horas, no se ofician misas con regularidad–, sino por su valor patrimonial”.
Otra de las actuaciones pendientes de acometer en Neda es la recuperación de los retablos de la iglesia de Santa María que, como recuerda Sanesteban, llevan años afectados por la termita. Un rehabilitación que ahora se podrá acometer gracias a una subvención de la Diputación de A Coruña de 15.000 euros. “Además, la parroquia deberá contribuir con otros 8.000, de los que hasta el momento llevamos recaudados 1.000 euros”, apunta. En este sentido hace una llamamiento a la feligresía y a los vecinos ya que los trabajos deberán estar concluidos en un año para poder justificar la obra ante la institución provincial. n

Comentarios