miércoles 28/10/20

Jornada de protestas en la comarca coincidiendo con el inicio de la campaña electoral

Hasta cuatro movilizaciones diferentes fueron convocadas en la ciudad naval y en  As Pontes
Delegados, transportistas y vecinos, durante el bloqueo en la entrada a la central de As Pontes | cedida
Delegados, transportistas y vecinos, durante el bloqueo en la entrada a la central de As Pontes | cedida

Los períodos electorales suelen ser también momentos de gran concentración de protestas, una tendencia que ayer se repitió en las comarcas de Ferrolterra con la celebración de cuatro movilizaciones independientes. Así, el desmantelamiento de Endesa en As Pontes, los recortes de Política Social, las condiciones de la Policía Portuaria o la desindustrialización del área adquirieron, una vez más, un papel protagónico.

La primera protesta tuvo lugar a las once de la mañana frente a la residencia de mayores de Caranza. El acto, convocado por las organizaciones CIG, CCOO, CSIF y UGT, se celebró en paralelo a otros idénticos en el resto de las siete grandes ciudades y buscaban presionar a la Consellería de Política Social para convocar una mesa de negociación para recuperar los derechos laborales recortados en 2012 del convenio.

El siguiente acto, en este caso llevado a cabo por trabajadores de las auxiliares de Endesa, el comité de empresa, el colectivo de transportistas de carbón y numerosos vecinos de As Pontes, tuvo lugar pasadas las doce de la mañana. Esta concentración, que bloqueó temporalmente los accesos a la central térmica, se convocó de forma urgente ante la noticia de que la gerencia de las instalaciones había ordenado desmontar las bombas de recirculación de los grupos tres y cuatro de la central. Tras conocerse esto, el comité de crisis de la villa organizó la protesta al entender que suponía el inicio del desmantelamiento de la central antes de realizar las pruebas con biocombustibles –cosa que durante la reunión de la Mesa de Transición del pasado se había comprometido a no hacer–.

Afortunadamente, al poco de comenzar la protesta, la empresa reculó en su decisión y el acto fue desconvocado.

La tercera protesta de la jornada, celebrada casi en paralelo a la de Endesa, fue protagonizada por la Policía Portuaria con motivo de la falta de avances en la concreción de los acuerdos locales del puerto de Ferrol para estos profesionales. Tal y como explicó el presidente del comité de empresa, Fran Pena, no se trataba de una petición monetaria, sino de equiparación de derechos entre personal fijo y eventual, así como la mejora y modernización de sus equipos e indumentaria.

Finalmente, a las ocho de la tarde, la CGT celebró una nueva concentración frente a la Xunta en protesta por la desindustrialización de la comarca.

Comentarios