sábado 21.09.2019

Descubren que el castillo de O Casón se levantó sobre un yacimiento castrexo

La excavación arqueológica realizada para la consolidación de las ruínas del castillo medieval de O Casón, en Ortigueira, descubre que el asentamiento .

La excavación arqueológica realizada para la consolidación de las ruínas del castillo medieval de O Casón, en Ortigueira, descubre que el asentamiento del mismo se produjo sobre un yacimiento castrexo de la Edad del Hierro. Esta ha sido la gran sorpresa de un proyecto, ejecutado por la empresa Breogán Arqueoloxía, cuyos resultados se dieron a conocer ayer en el Museo Ortegalia. “Los resultados no solo fueron los esperados sino que superaron nuestras expectativas”, indicó el director de la excavación, Emilio Ramil. Así, en esta tercera fase de la actuación –ya se realizaron excavaciones en 1998 y 2000– se procedió a la consolidación de una parte de la muralla suroeste –entre la puerta principal y uno de los torreones– y de dos de las puertas, la principal y la que comunica con patio de armas con el segundo recinto de la fortificación –en el que se ubicaban las estructuras de ocupación–. “Para la consolidación exterior de la muralla fue necesario realizar una excavación de metro y medio, con la que en principio no contábamos y que nos permitió descubrir la tremenda potencialidad de la construcción”, explicó.
En lo que la puerta principal respeta se procedió a la excavación del acceso y se descubrieron los batientes. “En esta zona fuimos detectando la presencia del mortero blanquecino que se usaba para recebar el castillo e impermeabilizar así la piedra”, indicó el arqueólogo. En la puerta que comunicaba el patio de armas los trabajos permitieron descubrir los batientes, los goznes de granito y conocer exactamente las dimensiones de la puerta, donde se halló presencia de bastantes restos de teja “lo que nos permite saber que estaba cerrada con una techumbre”, dijo.
Sin embargo, el dato más relevante de esta tercera fase del proyecto lo encontraron precisamente en el retranqueo hallado en una parte de la muralla. “Descubrimos los restos de una escalera que llevaba a lo largo de muralla y que solían construirse entre los bastiones”. Precisamente al buscar la profundidad de la excavación en esta zona, los arqueólogos comprobaron que la muralla se asentaba sobre otra más estrecha, la de un asentamiento castrexo anterior, el del castro de O Casón, de la Edad de Hierro. “La importancia de este proyecto, de referencia no solo a nivel local sino también autonómico, radica en que si bien existen muchas fortificaciones en Galicia que datan de la Alta Edad Media, actualmente no se está excavando ninguna”, explicaba ayer Ramil. El de O Casón tampoco es el único caso de reocupación de un yacimiento castrexo en la Alta Edad Media, aunque sí un dato que se desconocía hasta ahora.

Comentarios