Endesa desconecta su central térmica de Almería, con lo que solo queda en funcionamiento la de As Pontes

Endesa desconectó los principales equipos de generación de la central Litoral, de Carboneras, en Almería | aec

Endesa desconectó ayer los principales equipos de generación de la central térmica Litoral, de Carboneras, en Almería, tras cerca de cuatro décadas en funcionamiento. Se termina de este modo el ciclo de vida de esta emblemática infraestructura que ha producido durante su vida útil 183,628 gigavatios hora (GWh), equivalentes al consumo de electricidad de Andalucía durante 4 años y medio. Solamente la planta de As Pontes permanece a la espera de recibir el correspondiente permiso de fin de actividad para que Endesa ponga fin la generación eléctrica con carbón, respondiendo a la demanda social de disponer de energía limpia.

Este hito supone un paso adelante en el proceso de transición justa que Endesa está promoviendo en toda España, donde ya ha dado pasos en el camino hacia la descarbonización con el cierre de las centrales térmicas de Andorra (Teruel) y Compostilla, en el Bierzo, mientras está tramitando el de As Pontes.



Terrenos


En Carboneras este proceso de transición justa tiene también como objetivo, como en el resto de las centrales, sustituir la capacidad de generación térmica por tecnologías renovables, así como la creación de riqueza y empleo en la zona, a través del desarrollo de proyectos industriales en los terrenos de la central, que cumplan criterios de sostenibilidad social y ambiental.

“La central térmica Litoral es todo un emblema para esta zona, su actividad y su tecnología supusieron toda una innovación a lo largo de los años, aquí hemos albergado proyectos únicos y ahora vamos a seguir siendo pioneros con un cierre en el que se generará de nuevo empleo local, llevando a cabo cursos de formación y buscando el desarrollo de iniciativas que permitan un nuevo futuro para la zona”, ha señalado Rafael Sánchez Durán, director general de Endesa en Andalucía, quien fue ayer uno de los encargados de desconectar la sala de control de la planta.


La eléctrica lanzó, un concurso de búsqueda de proyectos para el desarrollo económico 



Junto a él estuvo el director de la central, Juan Luis Redondo, quien en este momento tan emblemático, acompañado de algunos de los trabajadores de la central, comentó que “finalizamos esta etapa, pero empieza una nueva fase en el desarrollo de este emplazamiento con la aplicación del plan Futur-e, único en Andalucía, que permite, entre otras muchas cosas, que personas que hasta ahora trabajaban aquí tengan un futuro en el desarrollo de proyectos y energías renovables en la zona”.

Como hará en su día en As Pontes, Endesa puso en marcha en Almería a lo largo de 2020 el Plan Futur-e, con el que pretende mitigar el impacto que estos cierres puedan tener sobre la población del entorno de la central a través de cuatro ejes: búsqueda proactiva de empleo; fomento de la actividad económica en la zona; formación y capacitación de la población local e iniciativas de sostenibilidad del municipio.

Ese mismo año Endesa se puso en marcha y lanzó, con esos objetivos en mente, un concurso internacional de búsqueda de proyectos que posibilitaran el desarrollo económico e industrial en los terrenos de la central y su terminal portuaria. Esta iniciativa, única en Andalucía, responde al compromiso de la compañía de realizar una transición energética justa que conlleve la sustitución de la capacidad de generación térmica por tecnologías limpias y renovables, así como la creación de riqueza y empleo en Carboneras, a través del desarrollo de un proyecto industrial que cumpla criterios de sostenibilidad social y ambiental.

Endesa ha recibido catorce propuestas empresariales vinculantes, de diez promotores diferentes, que se han presentado al concurso internacional del Plan Futur-e y que versan sobre economía circular, acuicultura, biocombustibles, turismo y logística. Para analizar la idoneidad de las ofertas presentadas, se ha constituido una mesa de evaluación que actualmente está valorando especialmente su adecuación a las necesidades de la zona, su viabilidad empresarial, su capacidad para generar empleo y la sostenibilidad en el municipio. La mesa está conformada por la Universidad de Almería, el Ayuntamiento de Carboneras, la Junta de Andalucía, el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, la Autoridad Portuaria de Almería y Endesa. 

Endesa desconecta su central térmica de Almería, con lo que solo queda en funcionamiento la de As Pontes

Te puede interesar