Un Baxi enorme asalta el Príncipe Felipe de Zaragoza

Natalia volvió a ser decisiva desde la línea de 6,75: encestó tres de los cinco lanzamientos que intentó | baxi ferrol
|

Casademont Zaragoza 65-72 Baxi Ferrol


El Baxi conquistó ayer el Príncipe Felipe de Zaragoza, la cancha de un Casademont que hasta la visita de las ferrolanas contaba sus partidos por victorias, con un triunfo con el que sale de los puestos de descenso tras cinco derrotas consecutivas.


El conjunto universitario hizo un partido enorme, mayúsculo, el más completo de la temporada de su regreso a la elite y de la que ya se ha consumido el primer tercio. Arrancó el encuentro con un Casademont más entonado, lo que le permitió generar pequeñas ventajas. Pero ese estado de gracia apenas duró unos minutos. Muy pronto el equipo ferrolano mostró cuál iba a ser su baza, una defensa muy intensa y con ayudas continuas que dificultó en extremo la construcción de ataque de las anfitrionas, que, además, se vieron en apuros ante el juego interior del Baxi, con Allen adueñándose de la pintura, y el acierto de media distancia.


En el ecuador del periodo inicial, las de Lino López ya estaban en bonus, aunque supieron mantener la calma necesaria en la faceta ofensiva –que volvió a liderar Koenen– para no descolgarse. Un triple de Natalia puso por primera vez al Baxi por delante (19-20) poco antes de que se bajase el telón del primer acto (21-21).


A diferencia de otros enfrentamientos, el Baxi no perdió la concentración, tampoco cuando se cometieron errores en la salida del balón o en algún pase. La entrada de Alicia Villegas dio un aire nuevo al juego de las ferrolanas. Saltó a la cancha cuando su equipo estaba cuatro puntos abajo (27-23) y volvió al banquillo tocada físicamente con 29-33 y siete puntos en su cuenta.


Tanto con Villegas como con Carmen Grande el Baxi impuso un ritmo de circulación de balón muy alto que le permitió a las exteriores disfrutar de tiros liberados, pero no solo desde la línea de 6,75. En lanzamientos de dos, el conjunto universitario se fue al descanso con un 12 de 18.


Siempre en el partido

El Baxi salió de los vestuarios con dos puntos de ventaja (34-36) y con la lección aprendida de la trayectoria del Casademont, que había edificado sus victorias como local en el tercer parcial. El 4-0 de la reanudación hizo saltar las alarmas, pero las interiores visitantes, Allen y Swart, consiguieron imponerse en la zona y mantener el empate (42-42) hasta que un triple de Ivanovic les devolvió la iniciativa en el marcador. Vega respondió de inmediato, pero justo en ese momento apareció la mejor triplista de la liga, Natalia, que con dos aciertos –sumados a dos tiros libres de Swart– le endosaron a las mañas un 0-8 que obligó a Cantero a pedir tiempo. El Casademont reaccionó y cerró el tercer periodo con solo dos puntos de desventaja.


Los primeros minutos del último parcial fueron un intercambio de canastas. El público del Príncipe Felipe se reactivó y por un momento parecía que la victoria, su quinta victoria en cinco encuentros, estaba al alcance de la mano, pero el Casademont falló en los momentos clave. A falta de tres minutos, una Allen brillante salió eliminada por faltas, y fue ahí cuando Koenen se vistió de líder. Con 65-67 en el marcador, la norteamericana encestó un triple desde ocho metros que hizo inútil los intentos del Zaragoza de forzar el fallo de las ferrolanas desde el tiro libre. Ivanovic no lo hizo y la victoria, una victoria que sabe a gloria, ya viaja en un autobús rumbo a Ferrol.

Un Baxi enorme asalta el Príncipe Felipe de Zaragoza