La nueva colada destruye varias viviendas, un cementerio y un campo de placas solares en La Palma

Una de las coladas de lava del volcán Cumbre Vieja
|

La reapertura en la tarde de este jueves de un foco eruptivo en el flanco oriental del cono principal del volcán de La Palma dio lugar al avance de la colada 10 sobre el cementerio de Las Manchas y el campo de placas solares, destruyendo también bastantes edificaciones, sobre todo viviendas unifamiliares, y alcanzando finalmente la colada 11.


El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, informó de que el resto de la lava avanza sobre coladas anteriores, bifurcándose en dos zonas: una hacia las 4, 5 y 7, situadas entre las montañas de Todoque y La Laguna, y la otra hacia la 9, que podría desbordar hacia el sur y afectar a otras localizaciones, aunque está “bastante parada”.


La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias y portavoz del Comité Científico, María José Blanco, añadió que esta nueva fisura que se abrió el jueves, con varios puntos de emisión de lava, ayer no tuvo actividad visible, si bien se hará una vigilancia desde tierra y mediante el uso de drones para ver si se produce una reactivación.


En cuanto a la sismicidad, el director técnico del Pevolca indicó que se localiza en las mismas zonas, la profunda sigue registrando valores bajos y hay una marcada disminución a medio plazo de la intermedia. Asimismo, la amplitud del tremor se mantiene en valores bajos, aunque con repuntes de valores altos.


La emisión de dióxido de azufre (SO2) sigue registrando valores altos pero se mantiene la tendencia descendente desde el pasado 23 de septiembre, cuando se registraron los niveles máximos. Además, las deformaciones están “absolutamente estabilizadas” en todas las estaciones y para hoy se espera tener un escenario favorable para la operatividad aeronáutica.


La superficie afectada hasta el momento alcanza ya un total de 1.092 hectáreas. Asimismo, la superficie del delta lávico del sur se sitúa en 48,03 hectáreas y la del delta lávico del norte, en 5,05 hectáreas. La anchura máxima entre coladas exteriores se mantiene en 3.350 metros.


Por otro lado, la lluvia pone en riesgo varias zonas costeras en La Palma, al haber desviado la erupción volcánica los cauces del agua, por lo que los expertos estudian qué obras hidrológicas realizar en Los Llanos de Aridane para evitar problemas en el área de La Laguna.


Garantías de ayudas

Por su parte, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, garanrizño ayer que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) específicos para La Palma y las ayudas a autónomos por falta de actividad se mantendrán “el tiempo que sea necesario”.


Para “despejar cualquier incertidumbre”, Escrivá en su visita a la isla canaria señaló que estas dos medidas transitorias se mantendrán vigentes. 

La nueva colada destruye varias viviendas, un cementerio y un campo de placas solares en La Palma