lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Una canción para la pequeña Vera

La pequeña Vera, en su domicilio familiar en Narón | cedida

Hoy es el cumpleaños de Vera, el tercero. Pocos años en un cuerpecito que ya se ha curtido en mil batallas, pues nació con una grave dificultad congénita en el corazón y ya ha debido hacer frente a numerosas adversidades, arropada siempre, eso sí, por el cariño y amor de sus padres.

El año pasado, para celebrar su segundo aniversario, a su padre, Marcos Guerreiro, se le ocurrió que podrían regalarle algo muy alejado del típico juguete, al que tal vez tampoco prestaría demasiada atención. “A Vera le ponemos música desde que nació, todo tipo de música, y pensé que hacerle una canción podía ser el mejor regalo, entonces aprovechamos que conocemos a la cantante del grupo Lenda Ártabra y le pedimos si nos podía hacer una canción dedicada a Vera, y vaya si lo hizo, han hecho un gran esfuerzo, un trabajo sensacional que quiero agradecer públicamente”. El tema en cuestión se lo escribió Marta Masafret para el cumpleaños del año pasado, y se hizo en plan casero, como explica el propio Alberto Hermáns, uno de los componentes del grupo folk ferrolano, quien asegura que no tuvieron dudas y se sumaron a la iniciativa, “cuando Marta nos habló del encargo, no nos lo pensamos y decidimos, juntos, poner música a esa canción, para poder presentarla hoy, en el tercer cumpleaños de Vera”. Así, en esta jornada se dará a conocer esta pieza, que por ser un encargo de la familia se sale un poco de la habitual línea musical del grupo, centrada en la música folk que fluctúa entre lo tradicional y lo lírico con letras en gallego –es habitual que musicalicen poemas de grandes figuras como Rosalía de Castro o poetas locales como Xurxo Gago–, mientras que en este caso se trata de una letra escrita en castellano por Masafret.

El resultado de este trabajo no puede ser “más bonito”, como destacan desde la familia. De hecho, la pequeña Vera, la protagonista de la tierna canción, ya la conoce desde el año pasado, en esa primera versión realizada de forma casera por la vocalista del grupo, y que presentó a sus padres en el segundo aniversario de la niña. Ahora, el grupo al completo ha puesto su granito de arena para dotar de melodía una composición tan bella.



Dificultades


“Supimos que Vera vendría al mundo con un importante problema coronario –Tetralogía de Fallot– en una de las ecografías de seguimiento del embarazo, más allá de la semana 30, y ya nos derivaron inmediatamente al Hospital Materno Infantil en A Coruña, para cuyos profesionales no podemos tener más que palabras de agradecimiento por su empatía y su cariño con nosotros y nuestra niña”, explica el progenitor.

Tras el inicio de esta historia, por la que pasan cada año miles de familias en el país, llegarían momentos duros, ingresos; aprender cómo tratar a una pequeña con una salud delicada; una larga cirugía paliativa que comportaría un daño neurológico, cuyo alcance está por determinar; un ingreso de más de medio año en la UCI pediátrica; aprender a manejar una sonda gástrica; consultas con diferentes profesionales de la salud y un aprendizaje diario. “Mi mujer, a quien yo tanto admiro, no es solo madre de dos niñas –tienen otra hija adolescente–, también es enfermera, fisioterapeuta, logopeda, todo lo que haga falta y que redunde en el bienestar de nuestra pequeña”, asegura Marcos Guerreiro, quien no ha podido aportar un apellido más idóneo para su hija, que con solo tres años se ha convertido en una auténtica luchadora, una “princesa guerra”, como bien reza la canción de Lenda Ártabra, que es muy bonita y emotiva, pero lo resulta todavía más si uno conoce la historia de esta familia de Narón y de su hija Vera.


La enfermedad de Vera, la Tetralogía de Fallot, es un defecto congénito que se produce durante la formación del corazón en el vientre materno y afecta al flujo sanguíneo 



Marcos recuerda que cada año se diagnostican en España unos 6.000 casos de anomalías congénitas como la que padece Vera, a quien pese a sus limitaciones y un consecuente retraso en su desarrollo, sus padres intentan tratar “como a una niña completamente normal”. Su padre, asegura además que como a otras muchas personas, “la vida te brinda tristezas y alegrías, lo importante es cómo logres enfrentarte a ello”.

Pese a las adversidades a las que han hecho frente, los padres de Vera afrontan con entereza la situación y confían en que el propio desarrollo de la niña mejore sus problemas y puedan dejar en un rincón de sus recuerdos estos difíciles primeros años de vida.

“Como cada anochecer, tu sigues siempre a mi lado, tu mirada me da luz y tu paz está en mi mano, dicen que un otoño fue cuando nació una guerrera, que la vida nos cambió y su historia ya es leyenda...”. (Fragmento de la canción de Marta Masafret y Lenda Ártabra). 

Una canción para la pequeña Vera

Te puede interesar