Un grupo de voluntarios limpian las paredes de la ermita del paseo de Caranza

Los voluntarios de Xeracións, durante el trabajo realizado en la mañana de ayer | d.a.
|

La organización no gubernamental Xeración continúa con las acciones de intervención en el espacio público para la mejora de lugares degradados. Este acto de servicio a los demás tuvo ayer como objetivo la ermita de Caranza, cuyos muros estaban deteriorados y también llenos de pintadas. Así, respondiendo a una convocatoria hecha días atrás, varios jóvenes acudieron en la mañana de ayer para limpiar y restaurar los muros.


Esta acción en la ciudad forma parte del movimiento Retake, en el que se cuida el espacio urbano con acciones como la recogida de basura, la plantación de árboles, la limpieza de muros o la realización de grafitis. 

Un grupo de voluntarios limpian las paredes de la ermita del paseo de Caranza