Algo más que tres puntos

Joselu celebra el tanto que le dio la victoria al equipo ferrolano en el encuentro que lo enfrentó al Zamora | alfaqui
|

Zamora 0-1 Racing


Se viene el Racing del Ruta de la Plata con tres puntos pero, sobre todo, con una inyección anímica que espera que le valga para cambiar de dinámica. El equipo ferrolano se impuso al Zamora (0-1) en un partido en el que, sobre todo, dio una sensación de solidez que apenas había mostrado. Eso es lo que le permitió mantenerse en pie tras los primeros ataques del rival y, sobre todo, conservar la ventaja que logró en la primera parte para encontrar el punto de partida desde el que pretende cambiar de rumbo.


La entrada de Alayeto fue la principal novedad del once titular de un Racing que empezó el partido a la espera de comprobar cómo de fuerte comenzaba su rival. Y el Zamora se hizo con el dominio territorial en los minutos iniciales, pero sin ser capaz de traducir esta situación en ocasiones de gol. Enfrente, el cuadro verde fue ganando terreno poco a poco y, a pesar de percances como la lesión de Álex López, fue acercándose a la portería contraria hasta que un pase en largo de Heber Pena dejó solo ante la meta contraria a Joselu, que cruzó con claridad a gol.


Fue el reflejo de un momento de partido en el que el conjunto de la ciudad naval fue claramente superior, aunque en realidad su rival no le perdíó la cara al encuentro. De hecho estuvo a punto de empatar a poco más de cinco minutos para el final del tiempo reglamentario, cuando una combinación de sus hombres de vanguardia dejó solo ante la meta racinguistra a Baselga que, sin embargo, completamente solo ante Gazzaniga, mandó la pelota fuera cuando eso parecía lo más difícil de hacer. De ahí que el cuadro llegase al intermedio en ventaja.


Claridad

Por delante en el marcador, el Racing hizo frente a la segunda mitad con las ideas claras de qué debía hacer para mantener el triunfo. De ahí que se mostrase como un grupo sólido en defensa, en busca de encontrar a la contra una ocasión para sentenciar. De hecho la tuvo en un centro de Heber Pena desde la banda izquierda que David Rodríguez cabeceó al fondo de las mallas, aunque la acción fue invalidada por fuera de juego. Al menos, lo que hizo esta acción fue mostrar que el cuadro verde tenía argumentos para marcar.


Así discurrió el tramo central de la segunda parte, franja en la que el partido se abrió de una manera tal que hizo que el cuadro verde, que ya había dado entrada a varios hombres de refresco, dispusiese de situaciones en las que solo le faltó definir algo mejor. Pasó así, por ejemplo, con un tiro de Dani Nieto desde fuera del área que el portero Manugoitia rechazó sin grandes apuros.


Intentó el Zamora en el tramo final del partido embotellar a su rival en busca de alguna ocasión de gol. Pero entre la seguridad del meta Gazzaniga, el orden defensivo del Racing –que apostó por terminar el encuentro con tres centrales– pero, sobre todo, la falta de ideas de la escuadra local, los minutos fueron pasando sin grandes sobresaltos. Fue la manera de firmar una victoria que para el cuadro verde suponen más que tres puntos por la confianza que le dan.

Algo más que tres puntos