La regeneración del BIC de Ferrol Vello avanza con la reforma de Espartero

El edil de Urbanismo, izquierda, y el alcalde, derecha, caminando por la calle Espartero | jorge meis
|

Tras la finalización de las obras de reurbanización de la calle Carmen Curuxeiras y la ahora acabada calle Espartero, el Concello da un paso más en su trabajo por la regeneración de un Bien de Interés Cultural como es el barrio de Ferrol Vello. La actuación, que ya ha concluido en el vial comprendido entre la calle Breogán y la Alta del Puerto, sirve, además, de modelo y ejemplo de lo que el Concello pretende hacer en el barrio, con la calle San Francisco como próxima parada.


Ayer, el regidor local, Ángel Mato, acompañado del edil de Urbanismo, Julián Reina, recorrieron la calle para conocer in situ el acabado de los trabajos, que han supuesto dotar de una completa accesibilidad esta calle, con una calzada y zona peatonal al mismo nivel, diferenciadas únicamente por el distinto firme empleado, adoquín y 

losetas.


El alcalde destacó la intención del ejecutivo local de “acometer as reformas dos espazos públicos coa intención de que sexan aproveitados pola xente”.


El responsable de las políticas urbanísticas del Concello señaló que la obra, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en el marco de la estrategia Edusi, supone dar continuidad a la “estratexia de recuperación que temos para o barrio”.


Además, la calle Espartero ha creado una plaza al final de la misma, peatonal, con bancos, maceteros e iluminación, además de estrenar nuevas placas con la nomenclatura de las calles. El modelo pretende ser empleado poco a poco en el barrio de Ferrol Vello para darle identidad y homogeneidad. Se trata de placas negras, más alargadas y estrechas que las actuales y que darían identidad a las calles del casco histórico, origen de la ciudad.

La regeneración del BIC de Ferrol Vello avanza con la reforma de Espartero