El Racing repite sus males

Los jugadores del cuadro verde se lamentan de una ocasión fallada en el partido del viernes | alfaqui
|

Con un guion casi calcado al de los tres partidos anteriores, la derrota encajada ante el Extremadura demuestra que el Racing tiene todavía cosas que corregir. Por ejemplo, el hecho de recibir tantos goles –hasta ahora lo ha hecho en todas las jornadas–, algo que se ha traducido en dos derrotas y un empate. “En esta categoría, como en todas, no mantener la portería a cero hace muy difícil ganar partidos”, reconoce el exterior naronés Heber Pena, que cree que esta circunstancia, junto al hecho de no marcar las ocasiones que se generan, “nos va a penalizar mucho”.

Además, la derrota encajada en el Francisco de la Hera llegó tras una acción a balón parado en la que Kike Márquez se adelantó a Joselu para marcar el tanto. Es algo que ya le pasó al Racing en la segunda jornada en el 2-1 del Athletic B, así que Pena reconoce que lo que toca ahora es “corregir errores e intentar no volverlos a repetir”. Es el sino de una categoría en la que, como ilustra el lateral izquierdo Candelas, “se trata de minimizar los errores, porque si dejas un milímetro te marcan y te vas con cara de tonto”.

El cuadro verde, asimismo, tiene en su debe el flojo nivel que muestra en los comienzos de los partidos o, como pasó el pasado viernes en el Francisco de la Hera, en toda la primera parte. “Si supiéramos qué es lo que falla no ocurriría”, apunta un Candelas que por eso espera que a partir de ahora “cada uno saque su carácter y hagamos jugadas más colectivas”.



Tranquilidad


La plantilla, de todas maneras, apuesta por mantener la calma ante esta situación. “Aún es pronto para ponerse nervioso, esto es muy largo”, recuerda el extremo Heber Pena, que hace un llamamiento a “tener la tranquilidad de que estamos haciendo muchas cosas bien. A ver si somos capaces de revertir esta situación, que mimbres hay para ello”. También Candelas se apunta a este discurso, recordando la confianza que hay en la plantilla y en el cuerpo técnico y apelando a que “esto es muy largo y seguro que la dinámica cambiará”.

Lo que está claro es que, en esta situación, el partido de la semana que viene contra el Zamora cobra una mayor importancia. Ambos equipos están empatados a cuatro puntos y en el Ruta de la Plata se verá cuál de los dos se pone por delante en la tabla clasificatoria. Es lo que pretende hacer el Racing una vez que recupere la efectividad ante la meta contraria que le está fallando. 

El Racing repite sus males