Ninguno de los rescates de los socorristas en las playas precisó de asistencia médica

Miembros del equipo de socorristas durante un ejercicio | cedida

El concejal de Seguridad, Germán Costoya, informó en la Comisión del área celebrada ayer de los servicios prestados durante el período estival por los socorristas en las playas ferrolanas. Según explicó, las actuaciones más destacadas fueron 13 rescates que se resolvieron “satisfactoriamente, sen complicacións e sen necesidade de recibir asistencia sanitaria, grazas ao bo traballo e á preparación dos profesionais do Concello”, dijo.

Costoya explicó que la primera intervención de los socorristas se remonta al 30 de junio y tras esta llegarían el resto de rescates, 13 en total, todos ellos de escaso calado, como ayudar a salir del agua o casos de arrastramiento por corrientes, problemas de cansancio que impiden regresar a la orilla, etc.

Llama la atención que del total de personas rescatadas desde junio hasta la fecha, cinco fueran menores. A finales de julio se produjo una situación de riesgo con tres menores de 9 y 10 años implicados, ambos de nacionalidad alemana. Practicaban bodyboard en Esmelle sin supervisión de ningún adulto y en una zona de corrientes señalizada con bandera roja. Los dos se vieron atrapados por las mismas y fue necesaria la intervención de los socorristas para ayudarlos a salir del agua. Días después, en agosto, un niño de seis años, también alemán, debió ser rescatado tras arrastrarlo la marea con su paipo en un momento de despiste de su padre.

También es habitual que los equipos de salvamento deban intervenir ante acciones de surfistas inexpertos. Un ejemplo de ello aconteció el 6 de agosto, cuando los socorristas debieron realizar tres rescates en el plazo de media ahora. Todos eran surfistas inexpertos arrastrados por la corriente. La mayoría de rescates se produjeron con bañistas de otras zonas del país o del extranjero.

El concejal de Seguridade también recordó que el servicio de salvamento y socorrismo de Ferrol “é o único que segue en funcionamento en setembro e que aínda se vai prolongar ata a vindeira semana, ata o xoves 22”, dijo.

Un servicio que también se mantiene, por primera vez, en las playas de Caranza y A Graña durante los tres meses, al igual que los arenales de mar abierto.

En total, 57 socorristas integran el plantel de este año, lo que supone una docena más de efectivos que en 2020.

Ninguno de los rescates de los socorristas en las playas precisó de asistencia médica

Te puede interesar