Los primeros cruceristas desde marzo de 2020 regresaron a la ciudad naval

Los cruceristas se dejaron ver por el centro, la zona del puerto y hasta el mercado.
|

Buenas noticias para Ferrol y su puerto, con la llegada, ayer, y después de un año y medio, del primer trasatlántico tras el parón provocado por la pandemia. Como se recordará, el último crucero que llegó al puerto local fue el “Spirit of discovery”, el pasado mes de marzo de 2020. Tras este tenían que recalar en la ciudad otros 22 barcos más, pero las cancelaciones se fueron sucediendo hasta la suspensión total de la navegación de cruceros de ocio. Así, solo dos de los 24 buques previstos atracaron en aguas ferrolanas en 2021, un año en el que iban a incrementarse de forma cuantiosa las llegadas de cruceros, pasando de los 13 de 2019 a los 24 previstos el pasado ejercicio.

El Artania, de 231 metros de eslora y bandera de Bahamas, recalaba a primera hora de la mañana en la ciudad y se marchó sobre las seis de la tarde. Partió el pasado 6 de septiembre del puerto de Kristiansand, en Noguega, y desde allí partió hacia Oslo, para dirigirse después a Bremerhaven, en Alemania, recalando pos teriormente en las dársenas francesas de Saint Malo y Brest.



Medidas covid



El pasaje del “Artania”, muchos de ellos habituales del turismo de crucero, viven estos viajes, todavía en fase pandémica, con todas las medidas de prevención de la enfermedad del Coronavirus que establecen las legislaciones actuales. Así, todos cuantos embarcan deben estar vacunados contra el covid- 19. El trasatlántico reanudó su actividad el pasado mes tras el parón obligado por la pandemia. Su primer viaje, con 560 pasajeros, recaló en el puerto de Riga, en la capital de Letonia.

El “Artania” arribó a Ferrol con 850 pasajeros sobre una capacidad de 1.200, dado que el pasaje sigue reducido para cumplir con las restricciones. La mayoría de los turistas son de procedencia alemana. 



Características



El “Artania” se fletó en el año 2011 por la compañía Phoenix Reisen, una agencia de viajes y operador con sede en Alemania. El buque fue construido para la Princess Cruises por la Wärtsilä en el astillero de la capital finlandesa, en Helsinki, y fue botado el 18 de febrero de 1984.

La llegada de este nuevo crucero, que permite al puerto local recuperar los tráficos de este tipo de trasatlánticos ha constituido el primer acto oficial tras su designación para el puesto del nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao. Francisco Barea.


La recuperación de la escala de las navieras de ocio tras año y medio de parón no se detendrá con la llegada de este primer crucero y esta misma semana llegarán otros dos buques. La primera escala, prevista para el jueves, será la del “Virtuosa”, de la gigante MSC, y con 331 metros de eslora. Un día después recalará en aguas locales el tercer trasatlántico de la semana, el “Amera”, algo más pequeño, con 205 metros de eslora. En octubre está prevista la llegada de otros dos cruceros

Los primeros cruceristas desde marzo de 2020 regresaron a la ciudad naval