La contratación de mujeres vuelve a caer en julio tras la estabilización del empleo estival

La mejoría del tiempo este mes podría afectar al próximo balance de contratación del Observatorio de las Ocupaciones | d.a.
|

El último balance de empleo provincial del Observatorio de las Ocupaciones, organismo dependiente del SEPE, sitúa la contratación femenina en las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal a niveles anteriores a la época estival, lo que parece certificar la estabilidad del empleo en esta época del año. Como cada verano, en los meses de junio y julio se produce un importante pico en la demanda de profesionales del sector servicios, principalmente hostelería; un área económica altamente feminizada y temporal que tiende a alterar, de forma fugaz, los niveles de contratación regulares.


Así, el balance del Observatorio correspondiente al mes de julio señala que, de los veinte municipios que componen el área de influencia de Ferrolterra, doce han registrado una mayor contratación de hombres que de mujeres y tan solo ocho al contrario, pese a las fuertes diferencias entre ambos géneros a nivel de desempleo –un valor que, desafortunadamente, apenas presenta cambios durante todo el año–. Las cifras del informe, por tanto, se asemejan más a las registradas en febrero –trece concellos con más contrataciones de hombres que de mujeres–, marzo –trece– y abril –quince– que a las de mayo y junio –el primero con ocho municipios con mayor contratación femenina y tres idéntica para ambos géneros y el segundo con quince donde se primó a la mujer–, cuando se dispara este empleo en preparación para la época estival.


Situaciones excepcionales

Esta tendencia, no obstante, no es absoluta y factores como el aumento de las temperaturas en agosto –y, por tanto, el incremento en la actividad de las terrazas– podrían suponer un cambio en la misma antes del final oficial de la temporada en septiembre. Del mismo modo también resulta importante destacar algunos municipios concretos que, si bien sus cifras los sitúan en un lado u otro del espectro de contratación, presentan diferencias notablemente insignificantes tanto a nivel de empleo como de paro. 


Este es el caso de Cedeira o Monfero, por ejemplo, que cuentan con una mayor contratación masculina y femenina, respectivamente, por tan solo una persona –65 hombres frente a 64 mujeres en el primer caso y 9 y 10 en el segundo–; o el de Mañón o Valdoviño, con una diferencia muy reducida en el desempleo entre ambos géneros –cuatro mujeres más que hombres en paro en el primer caso y dos en el segundo–.


Una vez señalado esto, no obstante, resulta imperante destacar, un mes más, la gran diferencia registrada en los niveles de desempleo entre mujeres y hombres. En el caso de julio, 16 de los 20 municipios de Ferrol, Eume y Ortegal presentan mayores cifras de paro femenino que masculino, siguiendo la estela de junio (15), mayo (15), abril (17), marzo (16), febrero (15) y enero (12).

La contratación de mujeres vuelve a caer en julio tras la estabilización del empleo estival