Ares compite en casa con la tranquilidad de la salvación

La tripulación de la “Santa Olalla”, durante una de las últimas pruebas | Aitor Arrizabalaga/Eusko Label Liga
|

Con los deberes hechos llega la “Santa Olalla” al último fin de semana de competición de la Eusko Label Liga. Los 24 puntos que tiene de ventaja sobre las dos últimas posiciones, las de peligro de descenso, hacen que la trainera del Club de Remo Ares llegue a este momento de la temporada con toda la tranquilidad del mundo. Así que en “su” prueba, la decimocuarta edición de la Bandeira Concello de Ares –prevista para las 18.13 horas–, tomará parte con la tranquilidad de saber que no tiene nada que perder y sí mucho que ganar. Es lo que hará también mañana en la regata que se disputa en las aguas moañesas de Meira.


Mantener la novena plaza en la general y acercarse al octavo, ganar su tanda –la primera– y, sobre todo, darse el regusto de remar en casa sin jugarse la permanencia, como le pasó la pasada temporada, son algunos de los objetivos que tiene la “Santa Olalla”. Además, la prueba servirá para preparar la regata clasificatoria para la Bandera de La Concha, que se disputa el jueves que viene en San Sebastián.


La regata de hoy, además, será el homemaje a una afición, la aresana, que a pesar de las dificultades por la pandemia ha estado cerca de su escuadra. Para hoy está permitida solo la presencia de un total de 300 seguidores.

Ares compite en casa con la tranquilidad de la salvación