Ares celebra su bandera con opciones de pelearla

Iglesias, Sánchez y Montero, durante la presentación de la regata que tendrá lugar mañana por la tarde | m. t.
|

Sin presión y en casa. Los mimbres no pueden ser más idóneos para que la “Santa Olalla” de Ares peleé por hacerse mañana con la que sería su primera bandera en la “liga de los leones”, como así la definió Germán Sánchez, presidente del Remo Ares, en referencia a la Eusko Label Liga.


La trainera de la villa, sin duda, remará como nunca en la que será la decimocuarta edición de la Bandeira Concello de Ares y lo hará con los deberes hechos, puesto que los de Pendo certificaron su permanencia en la categoría un año más el pasado fin de semana. Un evento que se presentó en la mañana de ayer en el Concello aresano, con la presencia del propio Sánchez, junto con el alcalde de la villa, Julio Ignacio Iglesias y la edil de Deportes, Noelia Montero. Y es que, según apuntó el dirigente de la entidad, “es la liga más igualada de los últimos años y se ha visto que todos le pueden ganar a todos”. Y lo hizo en referencia, por ejemplo, al heroico triunfo de Ondarroa –en la actualidad séptimos, a quince puntos de Ares– el pasado mes de julio en Zierbena remando en la primera de las salidas. Una tanda inicial –a las 18.13 horas– en la que estarán los aresanos y cuyo objetivo inicial es “ganar”, como señala el dirigente deportivo, de cara a dar el primer paso para ese sueño de ondear una bandera que, cabe señalar, este año será más grande que en ediciones anteriores.


“Los remeros están más relajados”, señalaba Sánchez en referencia a contar ya con la salvación, “pero reman en Ares, en su pueblo y tanto ellos como el entrenador lo que quieren es ganar y ganar”. Y eso también dependerá de cómo les sople el viento, en este caso, en su sentido más literal. Los aresanos esperan que ese controvertido nordés venga a ayudarlos, puesto que tanto ellos como las restantes tripulaciones gallegas están más acostumbradas a remar en ese tipo de circunstancias, como apunta el presidente. Así que, si el hecho de seguir realizando esta regata en la elite es ya “un orgullo enorme, un orgullo para el pueblo”, en palabras de Sánchez, este aumentaría considerablemente en caso de resultar vencedores. No se lo pondrán nada fácil unas tripulaciones de Santurtzi y Hondarribia que pelean por un título que podría quedar sentenciado en la regata de mañana. Un hecho, el de contar ya con la permanencia en el bolsillo que para el regidor Iglesias “le resta algo de emoción, pero da seguridad y quizá la falta de esa presión pueda permitirle a los remeros hacer la hazaña”. Con todo el pueblo volcado, lo que habrá que esperar es si el alcalde vuelve al agua al igual que hace unos años. “Ojalá mañana me pueda tirar al agua otra vez”, bromeaba el dirigente.

Ares celebra su bandera con opciones de pelearla