Defensa despliega 30 patrullas por los montes gallegos en el marco de la Operación Centinela

Un momento de la presentación de la Operación Centinela | EFE
|

La Operación Centinela Gallego 2021 comenzó ayer domingo día 15 y se prolongará hasta el 1 de octubre, una vez hayan pasado las semanas de mayor riesgo en lo que a los incendios se refiere, pues los meses de agosto y septiembre son habitualmente bastante problemáticos en ese sentido dado el intenso calor.


El conselleiro del Medio Rural, José González, acompañado del director xeral de Defensa do Monte, Manuel Rodríguez, participó este jueves en la presentación del despliegue de las tropas en un acto que tuvo lugar en la base aérea contra incendios de O Campiño, en el municipio situado en la provincia de Pontevedra.


La reedición de este convenio entre el Ministerio de Defensa y Medio Rural permitirá incorporar 30 patrullas terrestres y dos equipos de mantenimiento móvil al dispositivo de lucha contra los incendios forestales.


El presupuesto destinado a este fin, de casi medio millón de euros, es idéntico al fijado

ya el año pasado


Medio Rural financiará el importe de los gastos que se produzcan con motivo de esta colaboración.


El presupuesto previsto para el reconocimiento, despliegue, actividad operativa y relevos de la unidad de las Fuerzas Armadas es de casi 470.000 euros, una cantidad idéntica a la del pasado año, y que se ha optado por no reducir para este verano, pues su utilidad sigue siendo clara en los montes del territorio gallego.


Indentificación

El conselleiro señaló que este operativo “viene para intensificar la vigilancia y también para incidir en la identificación de los incendiarios”, aportando además el beneficio de que la propia presencia de los militares sobre el terreno disuada de este tipo de prácticas delictivas.


José González afirmó que este “compromiso común” del Ministerio y de la Consellería “es efectivo y viene siendo renovado desde hace más de 20 años” y además “muestra que la implicación del Ejército en la protección de nuestros montes y en nuestra propia seguridad es un hecho por el que todo gallego debe sentirse agradecido”, indicó.


El personal del Ejército estará bajo el mando único de la Xunta. La incorporación de medios y personal podrá ser superior si aumenta el esfuerzo por situaciones de riesgo alto o muy alto, llegando a las 75 patrullas y 2 helicópteros de vigilancia si el nivel de riesgo es muy alto, algo que es bastante habitual en los meses de verano, en los que las altas temperaturas son un factor a tener en cuenta y que puede propiciar la propagación de las llamas.


José González, conselleiro de Medio Rural, destacó que es un compromiso común con el ministerio


El conselleiro ha insistido en la necesidad de reforzar las labores de disuasión y vigilancia como “otra forma más de hacer prevención” y ha destacado que más del 70% del territorio gallego está cubierto por cámaras que permiten “salvaguardar, detectar y anticiparnos” al fuego.


Los drones, presentes

Asimismo, ya son 12 los drones que la Xunta destina a la lucha contra los incendios. Se trata, como es lógico, de un elemento decisivo en esta batalla contra las llamas, pues permite una localización rápida y concreta de cualquier foco que se pueda producir en los montes del territorio de la comunidad.


Por todo lo expuesto hasta ahora, la colaboración entre las diferentes administraciones es uno de los elementos más destacados y que facilitan el éxito de esta iniciativa. “Lo importante es que toda la sociedad gallega sea consciente de que aquí las administraciones vamos de la mano en este esfuerzo”, ha enfatizado González, que destacó la aportación del Gobierno central para que la Operación Centinela, que ya está en marcha desde ayer, sea todo un éxito durante las semanas que todavía restan para que concluya la temporada estival, aunque el dispositivo se prolongará hasta el mes de octubre. 

Defensa despliega 30 patrullas por los montes gallegos en el marco de la Operación Centinela