#FreeBritney, un paso más cerca

|

Britney Spears está un paso más cerca de recuperar el control de su vida, al menos en lo que a la ley se refiere. Después de trece años, y suponemos que animado por la campaña que reclama la libertad para su hija, Jamie Spears, el padre de la cantante, renuncia a seguir siendo su tutor. Más vale tarde que nunca. La justicia deberá ahora imponerle a Britney un nuevo responsable de su tutela, que no es lo que ella querría, pero es algo mejor que seguir bajo en control de un hombre al que se planteó denunciar por abuso. #FreeBritney ya es un poco más real. FOTO: Una joven apoya la lucha judicial de la cantante | efe

#FreeBritney, un paso más cerca