Las velas volverán a la ría el sábado con una regata para realzar el Camiño Inglés

Los participantes tienen autorización para amarrar en la nueva zona de pantalanes de Curuxeiras | jorge meis
|

Entre 20 y 25 embarcaciones de los puertos de Ferrol, A Coruña Sada y Ares participarán este sábado en la regata Camiño Inglés, que se desarrollará en la ría ferrolana en la tarde del sábado y con la que se quiere realzar esta ruta jacobea, al tiempo que las velas vuelven a llenar el muelle y las aguas de la zona. Se saldrá a las dos de la tarde de Curuxeiras y se hará la entrega de premios, en función de la duración del recorrido, cinco o seis horas después.

La regata está impulsada por el Club do Mar de Ferrol y por la asociación ferrolana Camiño Inglés, con el apoyo de la Autoridad Portuaria, el Concello de Ferrol, la Sociedade Mixta de Turismo, Xacobeo 21-22 y Nautic. Es un primer paso, un anticipo para poder organizar el año que viene, que volverá a considerarse Año Santo, una regata de mayores dimensiones. La de este fin de semana, en función del viento y de las autorizaciones, hará un recorrido por el interior de la ría o saldrá hacia el exterior, recalando en el puerto de Caneliñas.


Consiste en un anticipo de la regata del año próximo, también Año Santo, en la que se preparará un evento mayor, y un nuevo impulso a la vela tras el parón de la pandemia


“Queremos darle un poco de énfasis al Camiño Inglés y que se vean velas en la ría”, explica Luis Sáenz, delegado de vela del Club do Mar. Es además una forma de regresar oficialmente al mar, aunque los socios de la entidad organizan desde hace un tiempo una salida mensual que sirve como entrenamiento y como confraternización. Han parado en verano y las retomarán en septiembre.

“El año pasado no pudimos hacer nada porque las restricciones eran bastante más fuertes”, explica Sáenz. Ahora, atendiendo a todas las indicaciones sanitarias, promueven esta regata, cambiando algunas tradiciones, como el buffet final, que se elimina, aunque se les da un detalle individual a cada uno de los participantes. También la entrega de premios, para la que se espera aprovechar un palco instalado el día anterior en la zona de la fábrica de hielo, se hará con los asistentes contados –los patrones de los barcos y poco más– para evitar aglomeraciones o cualquier riesgo.

La intención es la de impulsar la celebración de regatas y darle a la ría de Ferrol un lugar importante para la vela.


Nuevos amarres


Los participantes tienen autorización para utilizar los nuevos pantalanes del muelle de Curuxeiras del viernes al domingo, antes de que concluyan los últimos detalles de esta nueva infraestructura portuaria y se entreguen a sus adjudicatarios.

Será el estreno de estas instalaciones, en las que el Club do Mar ha invertido 450.000 euros y que supone la creación de 47 nuevos amarres. Se ubican en la zona contigua a La Cortina, punto habitual de embarque de la lancha entre Ferrol y Mugardos. 

Las velas volverán a la ría el sábado con una regata para realzar el Camiño Inglés