Economatos solidarios

|

el reparto de alimentos ha sido una de las actuaciones más importantes desarrolladas por Cáritas para llevar productos de primera necesidad, no perecederos, a muchas familias sin los que tendrían grandes dificultades para llegar a final de mes cubriendo sus necesidades mínimas de alimentación.

Con el paso del tiempo y teniendo en cuenta las situaciones actuales, el reparto de alimentos se ha ido reconvirtiendo en unos lugares, unos establecimientos, los Economatos Solidarios para atender, en una situación económica precaria como la que vivimos ,las necesidades básicas y urgentes de las personas que lo están pasando mal.

La pobreza y la creciente desigualdad social afectan cada vez más al acceso a los derechos fundamentales y, a su vez, a las necesidades más básicas para un desarrollo saludable de la vida. En estos lugares las familias acceden a productos de primera necesidad tanto de alimentación como de higiene personal y del domicilio

Los Economatos Solidarios son proyectos en los que colaboran numerosos voluntarios que se encargan de la selección, almacenamiento y entrega de los productos a las familias con necesidades y en proceso de acompañamiento social. Es decír familias y personas conocidas y ayudadas desde la institución estando muchas de ellas en situación de vulnerabilidad o exclusión.

En el momento actual y a nivel diocesano se está montando una red de Economatos Solidarios que han abierto sus puertas para prestar una a tención mejor a ese colectivo que se encuentra en situación de vulnerabilidad. Los primeros se abrieron en la ciudad de A Coruña, y en el tiempo en el que sus puertas permanecen abiertas los resultados son muy positivos a la vez que significan acostumbrar a las personas que precisan de estos productos acudir a sus instalaciones para retirarlos. La iniciativa sigue teniendo repercusión es en otros lugares.Y hace tan solo unos días abrió sus puertas un establecimiento solidario de estas características en la localidad de Noia para prestar servicio a un importante número de familias que residen en la amplia zona marinera.

La entrada en funcionamiento de estos servicios que tanta aceptación tienen entre las personas más necesitadas, son pequeños gestos cotidianos para participar e intervenir en las dinámicas sociales que nos llevan al compromiso por el bien común y que este alcance al mayor número de personas.


Economatos solidarios