Endesa forma a 260 personas del Bierzo en un proceso similar al que se aplicará en As Pontes

Los participantes en el curso realizan prácticas de escaleras y de altura | aec
|

Endesa ha dado capacitación profesional en el Bierzo a 260 personas en seis cursos gratuitos, el último de los cuales acaba de terminar en Ponferrada. La formación facilita el acceso de los alumnos a puestos de trabajo tanto en el desmantelamiento de la central térmica de Compostilla, como en la construcción de plantas de energías renovables promovidas por la compañía en Castilla y León. Esta experiencia de éxito será reproducida por Endesa con motivo del cierre de la planta de As Pontes y de la construcción de instalaciones renovables que se proyectan en la comarca.

Los cursos del Bierzo, que han constituido un éxito de convocatoria con más de 600 aspirantes, han sido organizados por Endesa en colaboración con las fundaciones Ciuden (Ministerio de Transición Ecológica) y Santa Bárbara (Junta de Castilla y León), una sinergia esencial para fomentar el desarrollo de empleo local. El proceso de selección de los alumnos se llevó a cabo conjuntamente, dando preferencia en la matrícula al personal que trabajaba en las empresas contratistas de la central de Compostilla, así como a los residentes en los términos municipales próximos a la térmica, según explicaron fuentes de Endesa.

Los cuatro primeros cursos ofertados, de doscientas horas de duración y cincuenta alumnos por convocatoria, estuvieron orientados a la formación en desmantelamiento de centrales térmicas, ya que precisamente la instalación de Compostilla está siendo desmontada desde el presente verano. Estos trabajos, que durarán 48 meses, generan unos 130 empleos, de los que al menos el 80% están reservados para vecinos de la comarca del Bierzo, según una directriz establecida por Endesa a la empresa adjudicataria del proyecto.

Posteriormente se organizaron dos cursos de operación y mantenimiento eólico, de los que se beneficiaron un total de sesenta alumnos. La duración de las clases fue de 150 horas, parte de las cuales, en razón de su contenido práctico, discurrieron en dependencias de la empresa Vestas, que puso a disposición equipos eólicos de última generación para poder llevar a cabo con instalaciones reales la formación.

Endesa espera poder lanzar para el próximo año otras dos actuaciones de formación con las que apoyará a personal que pueda ser captado para los proyectos que se implanten en los terrenos que hasta ahora ocupaba la central de Compostilla.



Procesos


Las industrias que se implantarán en Compostilla procederán de una selección realizada en un concurso internacional lanzado por Endesa al amparo de su Plan Futur-e, en un proceso todavía no finalizado. Además, la compañía eléctrica promueve directamente tres industrias, una factoría para reciclar palas eólicas, otra de reciclado de baterías de vehículos eléctricos y una planta de hidrógeno con un electrolizador de cuatro megavatios.

El Plan Futur-e de Compostilla fue diseñado para paliar los efectos del cierre de la central, que se materializó el 30 de junio de 2020, por lo que el proceso se desarrolla con antelación con respecto al de As Pontes, de modo que puede servir de referencia para lo que ocurrirá en esta localidad.

Endesa también tramita en el Bierzo proyectos eólicos que suman 570 megavatios. Su construcción generará una alta demanda de mano de obra. De ahí que decidiese prolongar hasta 2023 sus actividades de capacitación profesional. Para ese año espera organizar cursos gratuitos en operación y mantenimiento eólico de los que podrán beneficiarse 325 alumnos.

El inicio de las actividades de formación en As Pontes está condicionado por la fecha de cierre de la térmica. “Una vez que se conozca -explicó Miguel Temboury, director general de Endesa Noroeste- estableceremos el calendario de los cursos, para los que ya hemos fijado el temario y hemos adjudicado a una empresa su organización e impartición, por lo que todo discurrirá rápido. Impartiremos primero la formación relacionada con el desmantelamiento de la central y después la de operación y mantenimiento de parques eólicos; posteriormente nos ocuparemos de formar a quienes aspiren a integrarse en los proyectos empresariales que vendrán”.


La responsable de Sostenibilidad de Endesa, Inmaculada Fiteni, apuntó que “hemos diseñado el plan de formación que mejor se ajusta a la realidad del entorno, y sin descuidar nunca la prevención de riesgos laborales. La formación es un eje de actuación muy importante en nuestra estrategia de transición energética justa, porque permite el reciclaje profesional y la fijación de población”. l

Endesa forma a 260 personas del Bierzo en un proceso similar al que se aplicará en As Pontes