Sergio Dalma y la cultura segura

|

Siendo analíticos, la diferencia entre ver un concierto al aire libre sentado en una de las sillas estratégicamente colocadas para mantener la distancia de seguridad o verlo desde exactamente en el mismo punto pero de pie no es mucha, pero la experiencia nos ha enseñado que las normas sanitarias están para cumplirlas. Y Sergio Dalma no tuvo su mejor momento cuando animó al público de Murcia a levantarse estando prohibido. Vamos a achacarlo a la emoción del directo. Lo malo es que obligó a que se suspendiese el espectáculo y tiró por tierra el trabajo de meses de mucha gente que se esfuerza en hacer que la cultura sea segura. FOTO: Sergio Dalma | aec

Sergio Dalma y la cultura segura