El pleno prorroga el convenio con Augas de Galicia para la gestión del saneamiento

Imagen del pleno ordinario celebrado ayer en Ferrol | d.a.
|

Los grupos municipales volvieron a enzarzarse ayer en un debate sobre el saneamiento y la depuración a cuenta de la prórroga del convenio en el que Augas de Galicia encomienda al Concello de Ferrol la gestión de la explotación, mantenimiento y conservación del sistema. Se aprobó con los votos a favor del PSOE, PP y FeC, mientras que el BNG votó en contra. Antes, durante una hora, se recordó un tortuoso proceso de obras, cesiones, retrasos, costes e infraestructuras defectuosas, con sentencias judiciales incluidas, que se arrastra desde hace años y lastra la factura que pagan los ciudadanos de Ferrol (no tanto la de Narón, que también está conectado a la red que acaba en la EDAR de Prioriño, lo cual es fuente de un conflicto entre los dos municipios).


Iván Rivas recriminó que no se haya cambiado la situación, “cargando toda a responsabilidade e o custo económico deste despropósito nos de sempre: os veciños e veciñas de Ferrol”. Jorge Suárez reprochó al gobierno que no se proporcione información a los grupos sobre las gestiones en curso, en lo que calificó como “deslealdade”. Rey Varela reivindicó su papel cuando fue alcalde (de 2011 a 2015) pero culpó de la factura actual a los gobiernos que lo sucedieron. “No se ha modificado la tasa en seis años”. Además, el portavoz popular incluso planteó que Emafesa pudiese “convertirse en una Emalcsa” [la empresa de aguas de A Coruña, totalmente pública].


La oposición pidió una solución a la gestión del ciclo del agua en la ciudad y no “parches”, como calificó Rey Varela a la prórroga.


La concejala de Obras, Ana Lamas, defendió la necesidad de esta adenda al convenio actual y, respecto al conflicto global, aseguró que “remamos para que a solución definitiva se traia a este pleno o antes posible”.


El reglamento para la oficina de objetos perdidos (que funcionaba sin una norma específica), el convenio con Política Social y la Fegamp para la realización de trabajo comunitario por parte de menores y las bases del Premio Solidario solventaron el trámite del pleno sin complicaciones.


En cuanto a las mociones, se aprobó por unanimidad el respaldo a los trabajadores de Correos en sus reivindicaciones de mantenimiento de personal y garantía del servicio –intervenieron dos representantes sindicales–.


También, de nuevo, se aprobó una moción –con votos a favor de PSOE, FeC y BNG y abstención del PP– para que se construya un monumento de reconocimiento a las víctimas del franquismo, tras las palabras de Anxo Ferreiro Currás, miembro de la comisión ciudadana que la impulsa. La concejala Eva Martínez aseguró que en septiembre habrá reuniones para hacer avanzar los trámites.


La moción del PP sobre los indultos a los políticos catalanes y la del BNG sobre la factura eléctrica no prosperaron.

El pleno prorroga el convenio con Augas de Galicia para la gestión del saneamiento